NARCO DESCUARTIZADO EN EL PARAGUAY

PRECINTO56-El cuerpo descuartizado de un hombre de 37 años fue hallado en las últimas horas en Paraguay y, si bien se llegó a pensar que podría tratarse de un testigo protegido de la causa que investiga el escándalo narco de Itatí, fuentes judiciales y policiales negaron la versión.

La víctima fue identificada como Américo Ramírez Chávez, un ciudadano paraguayo que habría sido raptado de su domicilio por cuatro sujetos armados y encapuchados. Luego apareció muerto descuartizado en la ciudad de Ponta Porá en Brasil.

La principal hipótesis de los investigadores apunta a un ajuste de cuentas relacionado al narcotráfico, y recalcaron que no se trata de un testigo que iba a declarar ante el juez Sergio Torres, que tiene la causa de narcotráfico vinculada con Itatí.

Para los investigadores del caso la falsa versión del testigo asesinado podría tratarse de un mensaje para amedrentar a futuros declarantes en la causa judicial en la que está detenido el intendente de Itatí, Natividad Roger Terán.

Otras versiones aseguran que la víctima habría participado del asesinato del narco Ronny Chimenes Pavao, hermano de Jarvis Chimenes Pavao, preso actualmente en la Agrupación Especializada, según el diario ABC de Paraguay.

Según relató su concubina, se llevaron a Chávez a bordo de una camioneta mientras su mujer gritaba pidiendo auxilio, según comentaron sus vecinos. Habría aparecido horas más tarde en la vecina ciudad de Ponta Porá totalmente cercenado y abandonado dentro de una bolsa de polietileno.

En la causa que lleva Torres, la víctima no era testigo protegido ni estaba en la lista de los llamados a declarar. Nada tiene que ver con la megacausa por la que están detenidos desde el intendente al comisario de Itatí.

En esa causa el juez ordenó que se revisen la gran cantidad de vehículos secuestrados porque hay sospecha de que muchos de ellos tengan un doble fondo.

En cuanto a la víctima fatal se busca establecer el móvil para poder llegar los responsables y si estaba siendo amenazado por alguien. La crueldad con que lo mataron hace pensar a los investigadores que se trata de un crimen mafioso o un ajuste de cuentas.