UN DETENIDO POR FIESTA TRÁGICA EN SANTA FE

PRECINTO56-El detenido es Alan David Van Broock, uno de los socios de Art Live Producciones, la productora que alquiló el boliche Punta Stage de la ciudad santafesina de Arroyo Seco para una rave que tuvo lugar en la madrugada de Año Nuevo.

Van Broock será indagado mañana por el juez federal 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, como posible autor del delito de “facilitamiento de lugar” para la comercialización de drogas. 

A la vez, el juez Vera Barros dictó una orden de detención contra Gino Piazzese, socio de Van Broock en la productora Art Live, quien no había sido hallado por la Policía Federal.

La detención del productor se hizo efectiva esta tarde en un edificio de la zona céntrica de Rosario, confiaron fuentes de la fiscalía federal 2 de Rosario, que lleva adelante la investigación.

En la fiesta murieron una chica de Rosario, Giuliana Maldovan (20), y un hombre de San Nicolás, Lucas Liveratore (34), como consecuencia del consumo de drogas sintéticas.

Por las muertes de los dos asistentes a la rave se abrieron sendas investigaciones en la Justicia ordinaria de Rosario y de San Nicolás, que determinaron que la causa de la muerte fue por el consumo de pastillas de “éxtasis”.

La Justicia Federal de Rosario inició de oficio una investigación sobre la presunta venta de drogas prohibidas durante la rave en la que tocó el DJ británico Sasha y detuvo al productor quien habría pagado 190.000 pesos para alquilar el boliche Punta Stage. 

La Fiscalía Federal que instruye el caso, a cargo de Mario Gambacorta, también solicitó la imputación de los propietarios del boliche que alquilaron las instalaciones a los organizadores de la rave, por el mismo delito: facilitar la venta de drogas.

Según voceros judiciales, el juez Vera Barros rechazó ese planteo al considerar que no existen las pruebas suficientes para que sean indagados.

La investigación del Ministerio Público de la Fiscal también avanzó sobre las responsabilidades de otros actores.

"Pedimos la indagatoria del intendente de Arroyo Seco y de un inspector municipal que esa noche realizó controles en el boliche”, dijo un vocero judicial.

Gambacorta propuso imputar al intendente Nizar Esper y al empleado municipal por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, atento a que una ordenanza de Arroyo Seco prohibía las rave, y a pesar de los controles igual se llevó adelante la del último Año Nuevo.

El juez Vera Barros se declaró incompetente al considerar que ese delito debe ventilarse en la Justicia ordinaria de Rosario y remitió las actuaciones al Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe. 

Para la Fiscalía, en cambio, “se trata de un mismo hecho” por lo que evaluaban apelar la decisión del juez ante la Cámara Federal de Rosario.