LOS VIOLADORES SIEMPRE REINCIDEN

PRECINTO56-Un preso condenado por violar a una de sus hijas fue sorprendido cuando obligaba a otra a practicarle sexo oral durante una visita en una cárcel de Cipoletti, Río Negro.

El hecho, que está siendo investigado por la Justicia, sucedió este fin de semana en el Penal 5 de esa ciudad durante el horario de visita y en la sala en la que los reclusos reciben a sus familiares y allegados, por lo que la situación fue observada por los penitenciarios, que intervinieron rápidamente.

Se trata de un interno que cumple una condena dispuesta por la Justicia por haber abusado sexualmente de otra de sus hijas, por lo que llamó la atención las libertades que tuvo en esta oportunidad para cometer este nuevo abuso.

Según publicó LM Neuquén, uno de los penitenciarios del Penal 5, ubicado en el paraje El 30, observó cómo la mujer le practicaba sexo oral a su propio padre, aparentemente sometida por él.

La fiscal que interviene en el caso es Eugenia Vallejos, quien  prefirió no brindar información al respecto para preservar, por un  lado, a la víctima, quien aún se encuentra en estado de shock, y por otro, la investigación que está llevando a cabo.

Desde la Fiscalía sólo confirmaron que el hecho existió e informaron que durante el proceso de la denuncia, la joven fue  asistida por personal de la oficina de Contención a la Víctima.

Desde la Regional Quinta de la Policía de Río Negro aseguraron que tomaron conocimiento del hecho luego de que les solicitaran la intervención del gabinete de Criminalística para la toma fotográfica del secuestro de diversos elementos por una situación ocurrida dentro del predio carcelario que “se trataría de un abuso sexual”. Entre los elementos secuestrados se encuentran prendas de vestir del acusado y de la víctima. Resta formular la acusación.