MADRE DESALMADA, OBLIGABA A SU HIJA A TENER SEXO CON SU ABUELO

PRECINTO56-Una mujer y su padre fueron sentenciados a las penas de 10 años y 12 años de prisión, respectivamente, por el delito de corrupción de menores agravada por la ascendencia. La víctima en su momento tenía 12 años y los hechos sucedieron en 2012, en Entre Ríos. La madre recibía dinero por los abusos.

El Tribunal de Juicio, presidido por Elvio Garzón, entendió que aunque ambos imputados fueron acusados del mismo delito, los roles y responsabilidades fueron diferentes. En tanto, los hechos habrían ocurrido en 2012, en Strobel, Departamento Diamante, Entre Ríos, cuando la víctima tenía sólo 12 años.

De esta manera, aplicó una pena distinta en el caso de la mujer, a la solicitada por la fiscal coordinadora, Matilde Federik, que había pedido 12 años para cada imputado.

Según publicó eldiario.com.ar en la sentencia, el Tribunal decidió no hacer lugar al pedido de prisión domiciliaria que había solicitado la defensa en el caso del hombre, en virtud de que tiene más de 70 años.

Esta decisión es competencia del Juzgado de Ejecución de Penas. Ambos condenados en primera instancia permanecerán en libertad hasta que el fallo quede firme. En tanto las partes tienen diez días para apelar el veredicto.

El caso llegó a los estrados judiciales por la denuncia de una psicóloga que acudió a un establecimiento educativo de aquella localidad a dar una charla sobre Educación Sexual.

Según consta en el expediente, la niña le entregó un papel en el que le pedía ayuda porque le estaban pasando “cosas feas”. La profesional advirtió que el pedido era para tener en cuenta porque la palabra “ayuda” estaba escrita en letras notablemente más grandes que el resto de las palabras.

La causa comenzó a sustanciarse bajo la calificación de "Promoción a la prostitución" y culminó como "Promoción a la corrupción de menores agravada por la ascendencia".

Así, la imputación sostenía que la madre de la niña la mandaba a una casa que alquilaba a la vuelta de la suya, para que mantenga relaciones sexuales con su padre, abuelo de la víctima, quien le daba dinero a la niña para que se lo entregara a su madre.

En el fallo, el Tribunal explicó que el rol desempeñado por el hombre, en su condición de abuelo de la niña, era más grave que el de la madre, y añadió que el hecho que le diera plata a la niña para que se la entregara a su madre, no era lo que definía al tipo de delito que estaba cometiendo.