MATO A DOS VECINOS E HIRIÓ A UN TERCERO

PRECINTO56-Dos hombres fueron asesinados y un tercero sufrió heridas graves al ser atacados por un vecino que les disparó con una escopeta en la localidad neuquina de Plaza Huincul, donde el atacante fue detenido y su casa terminó destrozada por manifestantes que la prendieron fuego.

Los ataques fueron perpetrados ayer por la tarde en el marco de "conflictos entre vecinos", explicó la fiscal Marisa Czajka al revelar que en la zona de calle Mairelles, del barrio Centenario, "hubo una balacera meses atrás, también se habían tirado una molotov tipo casera".

"Había una escalada de violencia pero no de esta magnitud", añadió la fiscal al remarcar que poco después de las 14 del sábado "un vecino con una escopeta, un arma de guerra, cruza la calle y provoca una masacre". 

El hombre, que fue detenido, "mató a dos personas e hirió gravemente a otra en una zona vital como es la zona craneana y ahora (ese joven lesionado) se debate por su vida en la capital de la provincia", añadió Czajka. 

Ante ello, señaló, "familiares y vecinos como represalia a esta determinación incendian los bienes y propiedades del supuesto autor".

Al atacante "se lo detiene cuando escapaba del lugar con el arma larga cubierta con un sweater", añadió la fiscal.

Y, reveló que al ser arrestado "a viva voz manifestó que había matado a tres personas".

El hombre, cuya identidad no fue revelada, "tiene familia, trabajaba en una empresa petrolera y había dejado de trabajar" meses atrás.

La fiscal señaló que en la zona "hay mucho dolor, mucha angustia y mucha intolerancia".Las víctimas mortales fueron identificadas por fuentes policiales como Pablo Soto y Arturo Sánchez.

El herido, en tanto, es un hombre de 34 años que fue trasladado al hospital Castro Rendón, en la ciudad de Neuquén.

De acuerdo a las fuentes, los dos muertos presentaba disparos de bala en la cabeza y en el pecho.

La fiscal Czajka, a cargo de la investigación de los crímenes, señaló que el atacante era "tenedor de armas" legal.