OPERATIVO "TACOS BLANCOS" POLICÍAS Y TRANSEXUALES DETENIDOS POR LA VENTA DE DROGA

PRECINTO56-Tres efectivos de la policía bonaerense  de apellidos, Arce,Scaltritti y Mazzitelli, fueron detenidos en el marco del denominado operativo “Tacos Blancos” tras una serie de allanamientos realizados este fin de semana en la “zona roja” de Mar del Plata, informaron fuentes policiales.

Los investigadores aseguraron que, además de los tres policías, fueron detenidas otras siete personas y aún permanecen prófugos dos efectivos de la bonaerense que supuestamente están implicados en la organización delictiva.

Los procedimientos fueron realizados por personal de Delitos Complejos de la Policía Federal a pedido del fiscal federal Daniel Adler, quien este lunes aseguró en una conferencia de prensa que los policías de la bonaerense que están involucrados en esta organización son cinco.

Los operativos sirvieron “para desbaratar una banda que se dedicaba a la venta de droga en la zona roja y que utilizaba la prostitución de chicas trans como pantalla para ocultar el ilícito”, dijo el fiscal Adler.

"De los cinco policías, tres ya fueron detenidos y se encuentran a disposición de la Justicia, en tanto los dos restantes que ya están identificados, serían apresados en las próximas horas". En paralelo "y tras los casi cuarenta allanamientos realizados el fin de semana- fueron detenidas otras personas, entre ellas quienes estaba a cargo de la provisión de la droga, en su mayoría cocaína", indicó el funcionario.

"Cuando es ostensible la venta de droga en un lugar, y se sigue vendiendo droga en ese lugar, y es un lugar transitado, algo raro está pasando, eso es lo que vimos desde el ministerio Público Fiscal y por eso pedimos la colaboración de las más altas autoridades y de los mejores hombres", describió Adler al respecto del gran volumen que tuvieron los operativos realizados.

Ante la prensa, el fiscal confirmó que se comprobó la "cobertura estatal" para el desarrollo de los delitos investigados y aclaró: "Nosotros tenemos que ir no por el pequeño vendedor de droga, sino por el crimen organizado, y eso implica en parte la participación estatal". 

"Cuando el Estado malo está metido, el Estado bueno viene a rescatar al ciudadano del Estado que no lo protege. Lamentablemente tenemos personas que no han sido fieles a sus juramentos ni al compromiso asumido ante la sociedad", manifestó Adler.

En la conferencia de prensa que también estuvo presente el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, y el jefe de la policía bonaerense, Fabián Perroni.

Roncaglia puntualizó que “las detenciones efectivizadas hasta el momento son diez y además se secuestraron dos vehículos, cocaína compactada y elementos para su comercialización. Además, se espera que en las próximas horas sean detenidos los otros dos policías que formaban parte de la banda”.

"A raíz de una ardua tarea de inteligencia por parte de todo el personal hemos podido establecer que el modus operandi, que la cocaína era ingresada al país desde Bolivía y Perú y que la mayoría de las chicas trans que comercializaban la droga en la “zona roja” habían sido traídas al país engañadas. El ejercicio de la prostitución en la zona no era más que una pantalla para ocultar el ilícito", dijo.

"En lo relativo a los detenidos, y en cuanto a los efectivos de la Policía Bonaerense, se detalló que se trata de dos oficiales principales y un sargento, quienes se despeñaban en la división Drogas Ilícitas y en la comisaría cuarta con asiento en esta ciudad, respectivamente. Por otro lado, fueron detenidas cinco mujeres trans y otros dos hombres", explicó.

"Además, la tarea judicial y policial permitió que fueran rescatadas más de veinte víctimas que ejercían la prostitución. El juez federal Santiago Inchausti les tomó declaración testimonial a 22 de ellas y se aguarda que en las próximas horas continúen las indagatorias a los apresados", aclaró.

Si bien aun no fueron dados a conocer los nombres de las personas que integraban la banda se pudo saber que se secuestraron casi dos kilos de cocaína en ladrillo, marihuana, elementos de fraccionamiento, balanzas, dos vehículos y una moto. Además, se incautó documentación, celulares, notebooks, dos autos, una moto y 120.000 pesos y dólares.

En los operativos del fin de semana participaron personal del gabinete trata de personas y perros antinarcóticos de la Policía Federal. Algunos de los autos incautados fueron secuestrados y ubicados en la Delegación Regional de la Policía Federal, situada donde iba a funcionar la Terminal de Cruceros en el Puerto.