CAYÓ HÁBIL ESTAFADOR

PRECINTO56-Un hombre de 46 años que decía que era abogado de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y que vivía en forma ostentosa en un barrio cerrado de la localidad bonaerense de Ezpeleta fue detenido por estafas, luego de que una mujer policía lo engañó haciéndose pasar por jugadora de vóley.

Fuentes policiales informaron que el acusado había sido denunciado por estafas de todo tipo y había sido condenado por vender entradas truchas en el Mundial de Brasil 2014.

La detención se realizó en los últimas horas tras varios días de seguimiento y de escuchas telefónicas por efectivos policiales de la Dirección de Operaciones contra el Crimen Organizado.

Las fuentes destacaron que la clave para atraparlo fue el accionar de un mujer policía que simuló ser jugadora de vóley, a quien citó para verla en su domicilio.

“Le pusimos un señuelo para poder ingresar a su casa y atraparlo. No era fácil porque cambiaba de fisonomía y de rutina, pero también sabíamos que tenía debilidad con las mujeres”, explicaron los investigadores del caso.

La investigación comenzó meses atrás cuando dos personas de la ciudad bonaerense de Brandsen fueron estafados por el imputado.

A través de un aviso publicado en Internet pretendieron comprar unos camiones que pertenecían a una empresa aparentemente en quiebra. El hombre los citó en los tribunales de La Plata para hacer más “legal” la operación. En ese momento les pidió 170 mil pesos en la puerta del juzgado y les dijo que esperen unos minutos ya que iba a hablar con el juez.

Al tiempo, las víctimas se desesperaron porque el supuesto abogado no volvía y finalmente descubrieron que se había escapado.

En ese marco se descubrió que el hombre tenía numerosas causas por estafa y que incluso fue condenado por vender entradas truchas en el mundial de fútbol que se disputó en Brasil en 2014, pero igual estaba en libertad por disposición judicial.

En su muro de la red social Facebook decía que era abogado de la AFA y que tenía contactos con dirigentes y futbolistas locales y extranjeros.

El hombre fue detenido en su domicilio de Ezpeleta y en su poder se les secuestraron seis celulares, cuatro computadoras, discos rígidos y todo tipo de documentación, entre ellas, falsas credenciales de abogado.

“Este hombre era un delirante y fabulador. Más allá que comprobamos que tiene relación con gente importante, era muy hábil para envolver y engañar a sus víctimas”, agregó uno de los investigadores.

El detenido, cuya identidad no trascendió, quedó a disposición de la UFIJ N 1 y del Juzgado de Garantías N 6.