LE CORTO LA CARA LA EX DE SU PAREJA

PRECINTO56-Cien puntos de sutura, producto de una serie de puñaladas, debieron realizarle a María Zaldivea tras el sangriento y demencial ataque de la ex pareja de su novio, en la ciudad bonaerense de Bragado.

La joven fue interceptada en la vía pública por la agresora, quien, a pesar de que se hallaba con su pequeño hijo, le clavó un objeto cortante, repitiendo la maniobra reiteradas veces.

La destinataria de la salvaje reacción salvó su vida de milagro, y esto no reviste argumento suficiente para mantener detenida a la acusada, quien bajo fianza recuperará su libertad en las próximas horas, acentuando el temor y la angustia de la víctima.

“Salía de trabajar, venía en moto hasta que me quedé sin nafta, entonces regresé dos cuadras hacia una estación de servicio y, cuando estoy llegando, siento una puñalada en la nuca”, relató su calvario a “Crónica” María Zaldivea.

En la intersección de la avenida Pellegrini y Rauch, de la ciudad bonaerense de Bragado, María, de 21 años, sintió un calor a la vez escalofriante, producto de la sangre que caía desde el cuello, de manera desesperante.

Entonces la joven se dio vuelta y “veo que era la ex de mi actual pareja, que me había clavado una navaja en la nuca y después me hizo otros siete cortes en la cara, mientras me decía: ‘Te voy a matar hija de p... No sabés con quién te metiste’”.

Mientras Zaldivea era rescatada por una transeúnte y trasladada a un centro de salud cercano, la agresora se subía a una moto, tripulada por otra joven, en la que se hallaba su hijo, de tan sólo 2 años, a pocos metros de la escena del ataque.

En el hospital, le practicaron cien puntos de sutura como consecuencia de las ocho lesiones cortantes, por las cuales los mismos médicos que le brindaron asistencia le reconocieron que “por poco me mata, que tuve un Dios aparte”.

En tanto, tras la denuncia de la víctima, la atacante fue detenida y alojada en una dependencia policial de la localidad bonaerense de Carlos Tejedor, pero tan sólo por unos días, puesto que “ya me informaron que el lunes que viene la liberan porque va a pagar la fianza”.

Por esta razón “no voy a poder salir a ningún lado, me tendré que quedar encerrada en mi casa, ya que la familia de ella le avisó a mi novio que cuando salga me matan a mí”.

Frente a semejante tormento, María implora que las autoridades intervinientes revean la carátula de la causa, que hasta el momento sólo refiere a lesiones y no a un intento de homicidio como ella pretende, con el fin de que permanezca en prisión quien la apuñaló repetidamente.