MADRE E HIJA HERIDAS POR UNA BALA PERDIDA

PRECINTO56-La localidad bonaerense de Villa Madero, en el partido de La Matanza, se convirtió en escenario de un tremendo suceso, ya que una joven de 23 años y su bebita de 2 meses fueron heridas supuestamente por una bala perdida, mientras la muchacha tenía en brazos a la pequeña y se hallaba frente a su vivienda.

El dramático caso es investigado por los funcionarios judiciales, quienes reconocieron que el episodio tiene confusos ribetes.

Los voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que las infortunadas víctimas fueron identificadas como Elizabeth Robles, de 23 años, y Zoe Ortiz, de 2 meses.

El hecho se produjo cuando la mujer, que tenía a la niña en brazos, se encontraba en la puerta de su vivienda, situada en la manzana Nº 3 del denominado Barrio Millán, en el citado distrito.

Trascendió, que en dichas circunstancias, tanto la muchacha como la nenita fueron alcanzadas por un proyectil.

A raíz de lo ocurrido, las víctimas fueron trasladadas de urgencia al Hospital Alberto Balestrini, ubicado en el cruce de la avenida Rodolfo Bufano (la ruta provincial 4) y la calle El Hornero, en jurisdicción de Ciudad Evita.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la mujer padeció heridas leves en el estómago, mientras que la niña resultó lesionada en los glúteos.

Pesquisas policiales de la comisaría de Villa Madero (1ª Noreste de La Matanza) realizan diferentes procedimientos en la zona con el objetivo de aclarar el caso, que provocó gran consternación en los habitantes del humilde barrio, en el oeste del conurbano provincial.

Versiones aportadas por vecinos sostienen que Robles había salido a la vereda del mencionado inmueble, con la inocente chiquilla, para esperar el arribo de un delivery, oportunidad en la que ambas habrían sido alcanzadas por una misma bala perdida, aparentemente disparada en un violento altercado callejero que se presume habrían mantenido los miembros de 2 grupos adversarios.

Sin embargo los integrantes de la seccional y los funcionarios del departamento judicial de La Matanza, que investigan el sangriento episodio, reconocieron que el ilícito tiene circunstancias sumamente confusas.

Mientras tanto, la gente del lugar denunció que en el barrio actúan diferentes bandas dedicadas a la venta de drogas.