ENTRÓ A ROBAR CON UNA PISTOLA DE JUGUETE, TERMINÓ MUERTO

PRECINTO56-Un delincuente murió al ser baleado por un oficial de la Policía Local de Berazategui, al pretender consumar un asalto en una cafetería, oportunidad en la que tomó como rehenes a 10 personas. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de Ranelagh y el marginal se hallaba armado con una pistola de juguete.

Los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que el hecho se produjo cuando el hampón, que tenía un arma de plástico, ingresó, con fines de robo, a una cafetería situada en el cruce del Camino General Belgrano y Carmelo Milazzo, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

De inmediato, el individuo tomó en condición de rehenes a 10 clientes del negocio y, luego, se apoderó del dinero que había en caja registradora del establecimiento.

Sin embargo al aprovechar un descuido de dicho ladrón, un oficial de la Policía Local de Berazategui, que se hallaba entre estos clientes, logró extraer rápidamente su pistola reglamentaria 9 milímetros y le efectuó un certero disparo en el estómago al asaltante, quien cayó en un charco de sangre.

El forajido, de aproximadamente 23 años, tuvo que ser trasladado, de urgencia, al Hospital Evita Pueblo, ubicado en Berazategui, aunque finalmente el mencionado sujeto dejó de existir a raíz de sus heridas.

Posteriormente se estableció que el malviviente se hallaba armado con una pistola de plástico. Las víctimas del tremendo suceso resultaron ilesas.

Autoridades policiales de la comisaría de Ranelagh (2ª de Berazategui) se encargan de investigar lo ocurrido.

Intervino en la causa el doctor Carlos Laureano Riera, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 5 de Berazategui, dependiente del departamento judicial de Quilmes.