RESCATARON A UNA CHICA QUE ERA VIOLADA EN UN HOTEL ALOJAMIENTO

PRECINTO56-Mientras miles de mujeres se preparaban para marchar en la ciudad y en todo el país bajo la consigna “Ni una menos”, una menor fue rescatada de un hotel de alojamiento ubicado en avenida 32 y 146 del barrio San Carlos luego de ser abusada por cinco personas mayores de edad. Incluso, según dieron a conocer fuentes policiales, la víctima había sido drogada contra su voluntad por los malvivientes.

Según se supo, se trató de cinco personas, dos mujeres de 19 y 27 años y tres hombres de 22, 30 y 42, quienes agarraron a la chica de 16 que habían conocido en el pool ubicado en calle 7 entre 34 y 35 el viernes por la noche, y la obligaron a subirse a un auto, donde la drogaron y llevaron a un hotel llamado “Los Álamos”. Una vez en el lugar, abusaron sexualmente de ella tanto los hombres como las mujeres.

La víctima manifestó que, al recobrar el conocimiento perdido por los efectos de las drogas y el alcohol, se hallaba dentro del jacuzzi, sin ropa y con una de las mujeres introduciéndole sus dedos en la vagina. Fue en ese momento cuando empezó a gritar deses­peradamente pidiendo auxilio, y fue oída por una de las empleadas del albergue .

Ni bien el dueño del recinto realizó la denuncia, efectivos policiales se hicieron presentes en el lugar comprobando que una chica de 16 años había sido retenida por los cinco agresores. 

Al respecto, una de las empleadas, que ayudó a la joven a ser rescatada, confió: “La chica estaba ahí adentro. Me llamaron para que fuera a cobrar, como lo hacen todos los clientes. En ese momento escuché a la chica que empezó a gritar y logró salirse de la habitación. Después comenzó a romper cosas de la cocina y sin querer se cortó con un cuchillo. Pedía auxilio desesperadamente” .

Fuentes del caso aseguraron que la muchacha aún no pudo declarar frente a las autoridades debido al grado de intoxicación etílica que tenía y que por el cuadro, se encuentra internada en el hospital a la espera de su evolución.

Vale destacar que en el caso trabajó Ricardo Astopini, jefe del Comando de Patrullas y Diego Bravo jefe de la Departamental. Los detenidos deberán afrontar los cargos de “privación ilegal de la libertad” y “abuso sexual”.