DIEZ POLICÍAS DETENIDOS EN TUCUMÁN

PRECINTO56-El fiscal Claudio Bonari ordenó arrestar a 10 efectivos de la policía de Tucumán, en relación con la pérdida de pruebas fundamentales para la investigación de la desaparición de Daiana Garnica, la joven tucumana que es buscada desde el 6 de mayo, y anunció que a raíz de los sucedido trabajará solamente con efectivos de la Policía Federal, para llevar adelante la investigación.

Los detenidos se desempeñaban en las divisiones Laboratorio, Sanidad y Homicidios, de la Policía local, y según lo anunciado por el fiscal permanecerán en esa situación "hasta que se determine quién es el responsable de lo que pasó".

"En una investigación de este tipo no se puede extraviar nada, especialmente si son pruebas importantes", señaló Bonari a la prensa. Varios elementos que fueron rescatados durante la investigación para ser analizadas por los forenses desaparecieron sin que los responsables de custodiarlos pudieran explicar lo sucedido.

El fiscal ordenó a la Policía Federal allanar los laboratorios de la fuerza provincial en la que estaban los sobres que desaparecieron. La situación se dio a conocer la semana pasada, cuando se invitó a las partes a una medida pericial, que se realizó en la Dirección General de Investigaciones.

Cuando se abrieron los sobres, notaron que faltaba una pieza similar a un encendedor que había sido hallada en el horno de ladrillos en el que trabaja el principal acusado del caso, Darío Suárez. Al ser recogida en el lugar, se planteó la posibilidad de que se tratara de un resto óseo, al igual que el resto de las pruebas, que al ser estudiadas dieron un resultado negativo.

"Es un tema sensible", indicó Bonari, quien explicó que "no se busca ensuciar a nadie, pero necesitamos saber quiénes son los responsables por lo sucedido y, de ser posible, recuperar las pruebas". Daiana es buscada desde el 6 de mayo pasado, cuando salió de su casa para encontrarse con Suárez, quien a través de mensajes de texto la invitó a salir para comprar un regalo, y no volvió a saberse nada de ella desde ese momento.

Suárez fue detenido -al igual que otras 12 personas vinculadas a él, la mayoría familiares- e imputado por Bonari, quien considera que la principal hipótesis es que el sospechoso abusó sexualmente de Daiana, luego la asesinó y se deshizo de sus restos quemando su cuerpo en el horno de ladrillos donde trabaja.