LA ASESINO PORQUE NO QUERÍA SER PADRE

PRECINTO56-El sospechado del femicidio en el paraje Las Arenas, provincia de Santiago del Estero, estuvo ante la fiscal María Ganem, pero se negó a declarar. Según los allegados a la víctima, el móvil del femicidio es que ella no quería interrumpir el embarazo.

Al imputado lo asiste la defensora oficial, y tras el trámite en la Fiscalía, fue conducido hacia la guardia del Hospital Zonal, para corroborar su estado de salud, y desde allí a la alcaidía de la Departamental 13.

El joven de 18 años, que había sido detenido por el femicidio de su novia embarazada de seis meses, quien fue asesinada de un balazo, fue extraditado de la provincia de Santa Fe y permanece detenido en la alcaidía de la localidad santiagueña de Añatuya, ubicada a 150 kilómetros al sureste de la capital provincial.

Se trata de Daniel Amaya, imputado del delito de "femicidio calificado" de la adolescente Dalma Barreto (17), quien el domingo pasado fue asesinada de un balazo en la cabeza en un sembradío de maíz, en la localidad santiagueña de Las Arenas, población rural del departamento Belgrano, distante a 250 kilómetros al sur de la ciudad de Santiago del Estero.

El acusado, que al momento de ser apresado no ofreció resistencia, fue capturado en la casa de sus familiares, en la localidad santafesina de Villa Minetti.

De acuerdo a las primeras investigaciones que lleva adelante la fiscal de Añatuya, María Emilia Ganem, una prueba de parafina dio "positivo" por los restos de pólvora encontrados en las manos del acusado.

La víctima murió al recibir un balazo, con orificio de entrada en la nuca y salida en el rostro, según determinaron los médicos forenses que hicieron la autopsia en la Morgue Judicial. Los investigadores sospechan que la adolescente fue asesinada en la madrugada del domingo, tras recibir un mensaje de texto del acusado.

Horas más tarde, el cuerpo sin vida fue encontrado por la madre de la víctima, en cercanías de un camino vecinal ubicado a 300 metros de su casa de campo, en el que vivía junto a su madre y a ocho hermanos. Para los familiares de Barreto, la adolescente fue asesinada ante la negativa de interrumpir el avanzado embarazo.

El imputado hizo uso de su derecho a no declarar, seguramente asesorado por la defensora hasta que tenga acceso al expediente. Mientras la fiscalía trabaja en la recolección de testimonios y el análisis de las pruebas periciales. Recrodemos que ante un caso de violencia de género se puede pedir ayuda al 144 todos los días del año y a cualquier hora del día.