VIOLENTA ENTRADERA EN OLIVOS

PRECINTO56-Como saldo de una cinematográfica persecución, dos peligrosos delincuentes fueron detenidos por las autoridades policiales, luego de haber consumado una violenta entradera, oportunidad en la que tomaron como rehenes a seis personas, en un dramático suceso que se registró ayer en la localidad bonaerense de Olivos, en el partido de Vicente López.

Las víctimas del asalto salieron milagrosamente ilesas de la infernal odisea. Un tercer hampón alcanzó a darse a la fuga y es buscado de manera intensa por los pesquisas.

Los voceros de los tribunales de San Isidro revelaron que los hechos comenzaron a las 12.30 de la víspera, cuando los marginales, que se desplazaban a bordo de un Chevrolet Onix blanco, patente AA151EX, interceptaron a Valentina Román, paraguaya, de 56 años, mientras se dedicaba a barrer la vereda de la finca en la que desarrolla tareas como doméstica, situada en Francisco Beiró al 2800, entre Juan Bautista Alberdi y Roque Sáenz Peña, a 300 metros de la Ruta Panamericana.

De inmediato, dos de los sujetos redujeron a la extranjera y luego la obligaron a ingresar al inmueble, donde se hallaban su patrón, Julio Edgardo Algranti, de 80 años, junto a cuatro pintores, quienes realizaban labores de refacción en el domicilio.

Trascendió que los malvivientes, que portaban armas de fuego, privaron de la libertad a los damnificados, tomándolos cautivos en la casa, mientras el tercer asaltante permanecía en el rodado, como "campana".

Los individuos le sustrajeron diferentes objetos de valor a la gente, pero aparentemente resolvieron interrumpir la maniobra porque el forajido que estaba en el automóvil, quien tenía un handy para captar la frecuencia de los uniformados, les avisó que había policías en la zona.

El trío decidió fugar en el vehículo, pero los integrantes del Comando Patrulla (CP) de Vicente López empezaron a perseguirlos por las calles del vecindario, en el norte del conurbano provincial.

Según manifestaron los informantes, la alocada huida de los malvivientes culminó en el cruce de Coronel Manuel Rosetti y Entre Ríos, donde chocaron violentamente contra un árbol.

El personal policial aprovechó la situación y apresó a dos de ellos, de 37 y 34 años. A dichos marginales, que viven en jurisdicción de San Fernando (uno en la calle Guido Spano y el restante en la calle Rivadavia), se les incautaron los elementos sustraídos, el handy, una pistola Browning 9 milímetros y un revólver Silver 22 largo.

Pesquisas policiales de la comisaría de Olivos (1ª de Vicente López) consideran que el Chevrolet Onix utilizado por la gavilla habría sido robado en la localidad bonaerense de Garín, en el partido de Escobar.

Intervino en la causa el doctor Gastón Andrés Larramendi, fiscal en turno de la Unidad Funcional de Vicente López Oeste, dependiente del departamento judicial de San Isidro.