LO MATÓ POR GOLPEAR A SU HERMANO

PRECINTO56-La investigación del salvaje asesinato a balazos de un hombre, sucedido el lunes pasado, en la localidad bonaerense de Moreno, dio un giro inesperado, ya que las autoridades policiales lograron establecer que el individuo no había sido agredido por delincuentes en un asalto, sino por uno de sus hijastros, quien decidió salir en defensa de su hermanito, de 9 años, quien se asegura era golpeado violentamente por el individuo.

El responsable del tremendo crimen se dio a la fuga y ahora es buscado por los pesquisas.

Los voceros del departamento judicial de Moreno-General Rodríguez afirmaron que la infortunada víctima del escalofriante asesinato fue identificada como Claudio Salazar, de 38 años.

Trascendió que el hecho se produjo en una finca, situada en el cruce de Canadá y La Plata, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial, a la que servidores públicos, destinados en la comisaría 1ª de Moreno concurrieron, de urgencia, luego de un llamado al número telefónico de emergencias 911, que los alertaba del cadáver de un sujeto en el interior del mencionado inmueble.

Según lo manifestado por los informantes, al arribar al domicilio, los policías vieron el cuerpo sin vida de Salazar, que yacía en un charco de sangre, a la vez que observaron que uno de sus hijastros, de 9 años, tenía heridas en el cuero cabelludo, a raíz de una despiadada golpiza.

Por dicho motivo, los miembros de la seccional dialogaron con la pareja del occiso, quien les dijo que 3 marginales armados, que se desplazaban a bordo de un automóvil, habían entrado por la fuerza a la casa, donde atacaron a disparos a Salazar porque se resistió a ser desvalijado.

Sin embargo, los investigadores no creyeron esta versión y resolvieron profundizar estas labores investigativas, porque no lograban averiguar el paradero de un joven de 18 años, que era otro de los hijastros del fallecido.

De esta manera y basándose en una serie de testimonios aportados por los habitantes del humilde vecindario, los pesquisas policiales averiguaron la verdad de lo ocurrido.

En realidad, la víctima no había sido agredida por asaltantes, sino por el muchacho, como consecuencia de un terrible conflicto familiar.

Aparentemente, Salazar había golpeado en la cabeza al indefenso nenito de 9 años y entonces su hermano mayor le efectuó 2 balazos en la espalda a su padrastro, provocándole el deceso. La madre del criminal había mentido para proteger a su hijo.