INCREÍBLE ROBO A UN CAJERO BANCARIO

PRECINTO56-Al menos tres delincuentes inyectaron gas e hicieron explotar el cajero automático de un banco del partido bonaerense de Berazategui, de donde se robaron un cartucho con alrededor de 100.000 pesos, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió cerca de las cuatro de esta madrugada en el cajero automático de un Banco Santander Río, ubicado en la esquina de Rigolleau (Avenida 14) en el cruce con la calle 144, de Berazategui, al sur del conurbano bonaerense.

Según pudieron establecer los pesquisas, en base a lo que registraron las cámaras de seguridad del lugar y las cámaras municipales, al menos tres hombres a bordo de un auto blanco llegaron al lugar. Dos de ellos, con sus rostros tapados con capuchas, ingresaron al cajero automático con un cochecito de bebé, en el cual trasladaron una garrafa, mangueras y una maza.

Se cree que con la maza, los ladrones rompieron una pared de durlock e introdujeron una manguera por una rendija del cajero automático, en el cual inyectaron gas y, luego, lo hicieron explotar.

La explosión provocó daños en los vidrios de la institución bancaria y en las casas linderas, lo que generó un gran revuelo en la zona. En pocos minutos, los delincuentes se apoderaron de solo uno de los cartuchos con dinero, ya que el otro cartucho quedó trabado y no pudo ser robado por los delincuentes, dijeron las fuentes consultadas.

Si bien aún no fue hecho el arqueo de caja, los investigadores aseguraron que el cartucho robado tendría alrededor de 100.000 pesos. Luego, los delincuentes volvieron a subir al auto de color blanco que los aguardaba a pocos metros con un tercer cómplice y huyeron.

La investigación se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Berazategui, a cargo del fiscal Daniel Ichazo, quien ordenó una serie de peritajes en el cajero, el cual era realizado esta mañana por peritos de la policía bonaerense.

Es que uno de los delincuentes estaba sin guantes, por lo que los peritos intentaban rastrear alguna huella dactilar que pudiera servir para identificar al sospechoso.