EXCARCELARON A UN DETENIDO POR VIOLACIÓN

PRECINTO56-La Cámara del Crimen excarceló a uno de los dos detenidos por la violación de una adolescente de 16 años a la que habían contactado a través de la red social dedicada a citas Tinder.

La Sala Sexta del tribunal concedió la libertad a uno de los sospechosos, quien está procesado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de un menor de 18 años de edad”.

Los camaristas Mariano González Palazzo y Marcelo Lucini concedieron la excarcelación bajo fianza de 50 mil pesos.

El joven de 22 años está procesado por “haberle prestado a (otro menor de edad) el auxilio y la cooperación para que este último abusase sexualmente, con acceso carnal” de la víctima, de 16 años cuando ocurrieron los hechos, el 13 de octubre de 2014.

La chica y el sospechoso se habían conocido 20 días antes “a través de la red social Tinder, donde ambos establecieron un diálogo sobre con quién vivía cada uno y a qué colegio iban”.  Fingiendo ser hijo de un adinerado, el acusado le dijo a la adolescente que su amigo era quien lo “cuidaba”, como una suerte de guardaespaldas.

Con una excusa, la menor y su agresor fueron hasta el departamento del ahora excarcelado, donde se produjo la agresión sexual, según se desprende del procesamiento de primera instancia, dictado por el juez de Menores Alejandro Cilleruello.

Parcialmente consumado el hecho, y ante el intento de la víctima de avisar sobre lo ocurrido a sus padres y un antiguo novio, el agresor, junto a su amigo, le dijo “que sabía dónde vivía y a qué colegio iba, que era capaz de colocarle un arma en la cabeza y que si contaba a alguien lo acontecido, la mataría”.

Como consecuencia de la situación, la adolescente -hoy mayor de edad- permanece con “ingesta de antidepresivos, ataques de pánico, tratamiento psicológico y psiquiátrico, el no egresar de su hogar debido al temor constante de encontrarse con sus agresores y trastorno por estrés postraumático, con características fóbicas y depresivas”.

Tras una compleja investigación, el juez Cilleruello procesó con prisión preventiva a ambos jóvenes (el agresor como autor y al otro como partícipe necesario) y trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 200 mil pesos.

Pero la Cámara consideró que en el caso del excarcelado “la medida de coerción personal es desproporcionada” pues “no se vislumbran circunstancias objetivas que permitan presumir que intentará eludir el accionar de la Justicia”.

El procesado por la agresión sexual no apeló la denegatoria de excarcelación y, de hecho, continúa detenido, pero podría pedir nuevamente la libertad a la luz de este fallo que liberó a su presunto cómplice.

La excarcelación establece, además, “la prohibición de acercamiento a menos de 500 metros (de la víctima) como así también cualquier otro tipo de contacto, con la finalidad de resguardar su integridad física y de neutralizar un eventual riesgo de intimidación”.