PARA "EL REY DE LA SALADA" ES UN PRESO POLÍTICO

PRECINTO56-"El Rey de la Salada", que se encuentra detenido como acusado de liderar una asociación ilícita en esa feria de Lomas de Zamora, afirmó que está preso por "motivaciones políticas" y se quejó del uso que se está haciendo de la causa judicial.

En un comunicado de prensa publicado en su cuenta de Facebook, Castillo aseguró querer hacer llegar "a la opinión pública en general" sus manifestaciones, ya que "judicialmente" no se lo autoriza a comunicarse de manera personal y directa con la prensa.

"Considero que la causa judicial en la que se me involucra tiene un marcado trasfondo político. No tengo dudas que mi detención responde a evidentes motivaciones políticas. Prueba clara de lo que digo es el manifiesto uso político que se está haciendo de esta causa judicial", afirmó 'El rey de la Salada'.

Castillo calificó de "tendencioso" el tratamiento que los medios han hecho con relación a su persona y sostuvo que se le han imputado hechos y conductas con las que no tiene relación alguna. 

"Así también, caprichosamente, se me ha identificado con personas y personajes emblemáticos del mundo del delito y se me ha atribuido la pesada carga de representar ante la sociedad los disvalores que esos personajes representan, todo en base a información absolutamente falsa o que no tiene relación con mi persona", remarcó. Agregó que toda esa situación "vulnera el principio de inocencia" y le causa "un serio daño a nivel personal y, sobre todo, perjudica gravemente" a su esposa y sus cuatro hijos.

Castillo, que administraba el predio 'Punta Mogote' de la feria, fue detenido el 21 de junio pasado en su casa de un barrio privado del partido bonaerense de Luján, donde se resistió a los tiros e hirió en la cara a un policía cuando disparó una escopeta por la mirilla de la puerta.

Esta causa comenzó en abril de 2015, cuando tras un desalojo se determinó que un grupo tenía el control de miles de puestos callejeros que funcionaban afuera de los predios habilitados.

La pesquisa avanzó y se estableció que explotaban de manera ilegal los puestos, les cobraban un canon a los feriantes para poder permanecer en el lugar y otros por seguridad, limpieza, estacionamiento.

Todo era realizado bajo amenazas y, en caso de que no se pudieran efectivizar, los feriantes eran golpeados, al tiempo que los miembros de la organización que actuaban como "seguridad" atacaban a las denominadas "mecheras" que descubrían robando en el predio sin "arreglar" con ellos, a quienes llevaban a galpones, las hacían desnudar y las golpeaban con cinturones.

Paralelamente, el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, lleva adelante una investigación por "evasión impositiva" por la que el 22 de junio allanó el complejo Punta Mogote y secuestró 11 millones de pesos y más de 6.000 dólares que estaban distribuidos en diez cajas de seguridad.

En el expediente hay 28 detenidos, entre ellos varios familiares de Castillo, y el último fue el sindicado "recaudador" de la banda, Alfredo Almirón (41), apresado en la provincia de Chaco.