HIRIÓ CON UN TENEDOR E INTENTO METER A SU PAREJA EN EL HORNO

PRECINTO56-La justicia fueguina inició el juicio oral contra un hombre acusado de provocar lesiones graves a su esposa, a quien golpeó en forma brutal, tras lo cual le clavó un tenedor en la cabeza e intentó introducirla en el horno encendido de su cocina.

El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte de Tierra del Fuego abrió en la mañana del lunes la primera audiencia para juzgar la conducta penal de Roberto Ismael Flores, quien fue acusado por dos hechos de violencia contra la mujer.

Fuentes judiciales señalaron que el 18 de agosto de 2016 Flores atacó con golpes de puño a la mujer luego de que se negara a entregarle un dinero que le había pedido, mientras el 2 de octubre de ese año amenazó y volvió a lesionar a su pareja, también en el interior del domicilio.

La fiscal Verónica Marchisio calificó al primer ataque como “lesiones leves agravadas por el vínculo en concurso real con amenazas”, mientras al segundo lo caratuló como “lesiones leves agravadas por el vínculo en concurso real con amenazas coactivas agravadas por el uso arma, cometidas en perjuicio de su pareja”.

Los jueces Eduardo López, Daniel Borrone y Juan José Varela convocaron a once testigos al juicio que comenzó esta mañana y donde el acusado es representado por la defensora oficial Lorena Nebreda.

Tras la audiencia, al salir de la sala de tribunales la víctima de los ataques recordó que tras el segundo incidente quedó “con dolor, impotencia y bronca”. “Lo único que digo es que fui víctima de violencia de género”, dijo ante la prensa, aunque su nombre no fue dado a conocer.

La mujer aseguró que Flores “en ningún momentó dejó que me vaya a curar”. “Me acuerdo que me desvanecí. Me clavó el tenedor y me quiso quemar la cara en el horno, que no tenía parrilla”, sostuvo.

Asimismo, recordó que pudo recibir asistencia cuando uno de sus hijos la visitó en la casa y le advirtió que estaba “con mareos”, por lo cual fue llevada al centro “Periférico y ahí determinaron que tenía una lesión de un tenedor en la cabeza. Me curaron y me mandaron al hospital para hacer una placa”.

Luego, dijo, la enviaron “a hacer pericias, porque tenía golpes en las piernas, en el muslo y la herida del tenedor clavado en la cabeza”.

La ex esposa del acusado manifestó: “A esas mujeres que pasan por lo mismo y que no se atreven a sacarlo a la luz, les digo que lo saquen y que hagan la denuncia”.