GITANOS ESTAFABAN ANCIANOS CON EL CUENTO DEL TÍO

PRECINTO56-Con "el cuento del tío", en este caso haciéndose pasar por familiares, engañaban a ancianos con la excusa de que "el gobierno está cambiando dólares viejos por billetes nuevos", y así se quedaban con su dinero.

Pero estos dos gitanos, hermanos entre sí, que se dedicaban a estafar a personas mayores con "el cuento del tío", fueron detenidos en la localidad bonaerense de Colón, luego de una serie de allanamientos realizados por la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

En su poder incautaron 70.000 pesos, 54.000 dólares, equipos celulares, entre otros elementos importantes para la investigación. Las detenciones se llevaron a cabo en las casas que frecuentaban los ahora detenidos, ambas sobre la avenida República al 700, y estuvieron a cargo de oficiales pertenecientes a la DDI de Pergamino.

Según los investigadores, uno de los hechos por los que se los acusa sucedió el 1º de marzo pasado, cuando resultó víctima una mujer de 72 años a la que le robaron alrededor de 20.000 dólares.

La mujer recibió un llamado telefónico de parte de uno de los delincuentes que, fingiendo ser su nieto, le pidió que le entregara los dólares que tuviese con el argumento de que "el gobierno de Macri estaba realizando cambio de dólares viejos por serie de billetes nuevos".

La víctima, engañada por el falso nieto, le entregó los 20.000 dólares que tenía guardados a un hombre desconocido. Los investigadores lograron identificar a los principales sospechosos y, con las órdenes de la Justicia, montaron los operativos que permitieron las detenciones.

Se busca determinar el origen del resto de los dólares incautados en poder de los delincuentes.

Los investigadores no descartan que hayan sido obtenidos bajo la misma modalidad y que haya otras víctimas.

Los detenidos quedaron a disposición de la UFI Nº 1 de Colón, a cargo de la fiscal Magdalena Brandt, quien les tomará declaración indagatoria para decidir su situación procesal.

Las víctimas elegidas por este tipo de delincuentes suelen ser adultos mayores que viven solos y que al no confiar en los bancos guardan el dinero en su casa.