VIOLADAS DURANTE AÑOS POR TODA SU FAMILIA

PRECINTO56-Una mujer denunció que sus dos sobrinas adolescentes fueron sometidas sexualmente durante años por su padrastro y sus seis hermanos avalados por la madre de las nenas. La Justicia investiga si otras cuatro menores también fueron víctimas de violaciones.

El hecho se conoció hace poco más de un mes pero recién este jueves tomó carácter público cuando la Justicia ordenó la detención de los siete acusados y de la progenitora de las nenas.

Las adolescentes habían recorrido casi 100 kilómetros desde su casa, en el departamento Juan Felipe Ibarra, hasta la vivienda de una tía de su padre biológico para contarle el calvario que vivían y pedir auxilio. La mujer radicó la denuncia en Añatuya, donde se dispusieron las primeras medidas.

El examen médico corroboró desfloración de vieja data en la menor de las dos víctimas y la mayor había dado a luz a un niño tiempo atrás, el cual habría sido fruto de los reiterados abusos.

La denuncia inicial apuntaba al padrastro de las pequeñas y a un hermano del sujeto, quienes fueron detenidos en medio del proceso judicial y, por competencia, la causa pasó a órbita de Fiscalía de Capital.

Antes de que tomara intervención la fiscal Andrea Juárez, las menores habían sido sometidas a entrevistas psicológicas en Añatuya, en las que brindaron un relato detallado del horror que vivían y revelaron los más crudos detalles que estremecieron a los funcionarios judiciales.

Las nenas confesaron a los psicólogos que su padrastro y sus seis hermanos las abusaban desde hacía más de tres años, publica el diario El Liberal, según recoge la agencia NA. Algunas veces era sólo la pareja de su madre, la cual sabía de estas situaciones y nunca trató de evitarlo.

Las víctimas señalaron, incluso, que presenciaron cómo su madre y su padrastro mantenían relaciones sexuales delante de ellas, ambos en estado de ebriedad.

Aseguraron que cuando su madre y su padrastro salían, las dejaban al cuidado de los hermanos de éste, sabiendo que las abusaban sexualmente. Afirmaron que intentaban evitarlo, que corrían por la casa para escapar de las garras de los "monstruos", pero que las alcanzaban y eran sometidas a sus bajos instintos.

Cuando la fiscal tomó conocimiento de las conclusiones de las entrevistas psicológicas, solicitó las órdenes de detención para la madre y los otros seis hermanos del padrastro. La policía capturó a la mujer y a dos de los sujetos, por lo que aún tres de ellos continúan prófugos.

Este jueves se realizó una audiencia en la que se debía resolver la situación del padrastro y uno de sus hermanos. La defensa de ambos solicitó la excarcelación, argumentando que estaban vencidos los plazos.

La fiscal Andrea Juárez requirió la prisión preventiva para los dos sospechosos, fundamentando que aún restan producir importantes pericias, tomar testimonios y que los acusados en libertad pueden entorpecer la investigación, precisando que los que aún se encuentran prófugos habrían amenazado a las menores y a la tía que está a cuidado de ellas.

La jueza de Género, Norma Morán, dictó resolución y rechazó el pedido del abogado de los imputados y, en cambio, hizo lugar al pedido de la fiscal, y ordenó la prisión preventiva para los presuntos depravados, basándose en la existencia de riesgos procesales y la complejidad de la causa.