EL GUARDABARRERAS CONTESTO TRES ALERTAS ANTES DEL ACCIDENTE ENTRE UN TREN Y UN COLECTIVO

PRECINTO56-El presidente de la operadora estatal Trenes Argentinos rechazó las versiones de que el encargado de cuidar el paso nivel se había quedado dormido. "El sistema estaba funcionando bajo las normas vigentes", aseguró, y remarcó que "funcionó todo el equipamiento". El titular agregó que esperan la filmación del interior de la cabina de la formación.

 

El guarda acusado de no bajar la barrera al quedarse dormido en el paso a nivel donde chocaron un tren y un colectivo en el partido bonaerense de Merlo respondió “tres alertas” poco antes de la colisión, que arrojó el saldo de dos muertos y 14 heridos, informó el presidente de la operadora estatal Trenes Argentinos, Marcelo Orfila.

El funcionario, además, dijo que el “sistema estaba funcionando bajo las normas vigentes” y resaltó que “funcionó todo el equipamiento”, pero aseguró que este mediodía se estaban por“bajar las cámaras” de la formación para conocer la causa del choque.

Asimismo, precisó que el guardabarrera tiene 64 años y está en medio de “un plan de retiro”, porque “está a punto de jubilarse”.

“Primero: el hombre (por el guardabarrera) sabía el itinerario (del tren); segundo: cuando le pasaron la señal del magneto que da la chicharra, el tipo contestó; y cuando se lo llamó por (la telefonía celular) Nextel, contestó. Tres alertas (respondió)”, enfatizó Orfila en declaraciones televisivas.

A las 3.43 de esta madrugada, el conductor de un colectivo de línea y una pasajera murieron, mientras que otras 14 personas resultaron heridas, al ser embestidos por un tren en el paso a nivel del cruce de la calle Carlos Gardel y la ruta 40, de la localidad de Mariano Acosta.

Por su parte, un compañero del chofer denunció que el guarda ferroviario no bajó la barrera porque se había dormido.

“Esto no es una desgracia, es una negligencia”, manifestó el hombre, mientras que familiares de algunos de los pasajeros heridos relataron que, alrededor de las 2, un remisero se tuvo que bajar de su coche para despertar al guarda con el fin de que levantara la barrera, ya que se había quedado dormido.

Orfila, por su parte, insistió con que “funcionó todo el equipamiento: la barrera, el magneto de comunicación y el Nextel”. No obstante, aseguró que este mediodía se permanecía “en plena investigación” y se estaban“por bajar las cámaras del tren para obtener más información”.