BARRA DE LAFERRERE DETENIDO POR UN CRIMEN

PRECINTO56-El delincuente fue apresado como saldo de una cinematográfica persecución y tiroteo, que se extendió más de 10 kilómetros, en esa zona del conurbano bonaerense. El crimen se registró en 2016 en la Capital Federal.

Los voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que el marginal, llamado Francisco Ricardo, de 38 años y apodado Panty, fue interceptado por pesquisas policiales en el cruce de Vuelta de Rocha y Eduardo Sáenz, mientras se desplazaba a bordo de un Peugeot 207 blanco. 

Trascendió que al verse sorprendido por los investigadores, el prófugo resolvió darse a la fuga en dicho rodado, oportunidad en la que agredió a disparos violentamente a los servidores públicos a cargo del procedimiento.

Como consecuencia de esta situación, se originó una tremenda persecución y tiroteo, que finalizó tras 15 cuadras, en la esquina de Olmos y Eduardo Sáenz, en el oeste del conurbano provincial, cuando el delincuente padeció escoriaciones al perder el control de la unidad y chocar contra un cantero instalado en el lugar. En esta huida, el malviviente arrojó el arma de fuego que utilizó en el intercambio de proyectiles.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Atentado y resistencia a la autoridad”, el doctor Federico Raúl Pedro Russo, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3 de Gregorio de Laferrere, dependiente del Departamento Judicial de La Matanza.

Sin embargo, el mencionado sujeto era buscado por los funcionarios capitalinos porque tenía pedido de captura por “Homicidio”, en el expediente en el que se investiga el salvaje asesinato de Cristian Roberto Diris, que ocurrió el 31 de octubre de 2016.

A raíz de las investigaciones concretadas por el personal de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina y que constan en la causa que tramita el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 14 porteño, la infortunada víctima fue muerta en una terrible disputa por la comercialización de drogas, comprobándose también que Panty habría utilizado el Peugeot 207 incautado en Gregorio de Laferrere cuando participó en el asesinato de Diris. 

Se dice que el crimen ocurrió en un enfrentamiento entre bandas adversarias de personas vinculadas a la venta de sustancias ilegales.

De acuerdo con lo manifestado por los informantes, el barrabrava además cuenta con frondosos antecedentes delictivos, ya que se asegura que purgó una condena por “homicidio criminis causa”, en 2000, sumándosele el mismo año una “tentativa de evasión”.