CON GAS VUELAN UN CAJERO AUTOMÁTICO

PRECINTO56-Una banda hizo volar por el aire un cajero automático, al llenar la cabina con gas natural. Luego huyeron y se tirotearon con la policía. El curioso hecho ocurrió en la ciudad de La Plata.

El blanco fue un cajero del Banco Patagonia, en la transitada esquina de 44 y 143, en San Carlos. Fue alrededor de las cuatro de la madrugada.

Los delincuentes, que serían al menos tres, llevaron hasta ahí una maza de albañilería, una barreta de hierro, una batería con cables adaptados, un soplete y una garrafa llena de gas.

Las variantes que los ladrones manejaban iban desde romper el cajero a mazazos, abrirlo haciendo palanca o, directamente, destrozarlo con una explosión.

Pero como parece que con las dos primeras variantes no llegaban al dinero, optaron por llenar la cabina con gas hasta lograr una concentración lo suficientemente alta, para después generar el estallido con la batería. Los vecinos se alertaron por tamaña explosión porque los encontraba durmiendo.

Los avezados delincuentes cortaron los cables de alimentación de la alarma, luego encendieron un soplete y literalmente quemaron las cámaras de seguridad que apuntan a la persona que esté operando la máquina.

La detonación hizo trizas dos vidrios blíndex y la banda pudo sustraer, según trascendió, 20.000 pesos, mientras que en el cajero quedaron algo más de 10.000 pesos.

Un transeúnte, que se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo, le dio aviso a un patrullero que estaba en la zona. Así fue como los uniformados alcanzaron a ver a uno de los hampones aún adentro del banco y sus cómplices esperándolo en un auto.

Al ver que podían estar cercados, huyeron raudamente en un Chevrolet Onix blanco en el que habían llegado y que llevaba una patente nueva y se desconocía si era robado. Durante la huida uno de los ladrones empezó a dispararle al patrullero, por lo que los uniformados repelieron la agresión.

Tras una persecución, que se extendió varias cuadras, la banda abandonó el auto después de estrellarse con un árbol en 42 y 145. De ahí salieron corriendo y se perdieron en un descampado.

Adentro del auto encontraron un arma 9 milímetros con 12 balas y un handy, con el que supuestamente escuchaban si los habían descubierto. También había plata, aunque no se precisó la cantidad.

La confirmación de cuánto robaron llegará mediante el arqueo de las autoridades bancarias, a realizarse el lunes.