PERSEGUIDO, CAYÓ AL ARROYO Y MURIÓ

PRECINTO56-La Justicia de Quilmes investiga la muerte de un humilde muchacho, de 25 años, quien falleció luego de caer a las aguas de un arroyo, mientras era perseguido por varios individuos, que lo acusaban de haber chocado, con un carro tirado por un caballo, parte de una casilla, en un trágico suceso que se registró en la localidad bonaerense de La Cañada. Familiares y los amigos del occiso incendiaron en venganza la citada vivienda.

Pesquisas policiales detuvieron a 3 de los sujetos que participaron del altercado, aunque posteriormente los sospechosos recuperaron la libertad.

Al respecto, los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Diego Sotelo, de 25 años.

Trascendió que el hecho se produjo en Ribereña, entre Montevideo y Zapiola, en el sur del conurbano provincial, cuando Sotelo, que se hallaba acompañado por 2 de sus amigos, circulaban a bordo de un carro e impactaron accidentalmente contra parte de una de las casillas del vecindario, situado en una zona de villas de emergencias. 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, dicha situación originó que los moradores del inmueble salieran a perseguir a los muchachos y entonces Sotelo, por motivos que se investigan, cayó al arroyo Las Piedras, donde perdió la vida. 

Como consecuencia de la muerte de Sotelo, sus familiares y amigos resolvieron prender fuego la vivienda en la que habitan los sospechosos, en un clásico acto de venganza. Servidores públicos destinados en la comisaría de La Cañada (5a de Quilmes) investigan lo ocurrido, que originó gran consternación.

Los policías apresaron luego por el dramático caso a 3 sujetos: uno de ellos apodado "El Rengo", a un chico, de 17 años, y a un muchacho, de 29, aunque todos recuperaron la libertad por determinación de los funcionarios judiciales.

El expediente está caratulado “Averiguación de causales de muerte”, con intervención de la doctora Ximena Analía Santoro, fiscal de la Unidad Funcional N° 7 del departamento judicial de Quilmes, ya que se procura establecer si la víctima fue agredida a golpes por sus perseguidores.