LO MATARON PARA QUEDARSE CON SU CASA

PRECINTO56-Autoridades policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones de La Plata habían detenido a dos personas en relación con el salvaje asesinato a hachazos de un anciano, de 70 años, que se consumó el mes pasado en la localidad bonaerense de Lobos.

También trascendió que los apresados por este crimen eran la esposa del septuagenario y uno de los sobrinos de la mujer. Pero los motivos de lo ocurrido constituían un misterio para la Justicia.

La mujer identificada como Susana Bazán y su sobrino, Héctor, fueron imputado por el homicidio de Ruben Oscar Giachino. La acusada era pareja de la víctima faltal del hecho.

Al cabo de diferentes pesquisas, ahora se logró establecer los móviles de la tremenda agresión, ya que los involucrados pretendían apoderarse de la vivienda del hombre, a quien además le robaron la suma de 600.000 pesos, que la infortunada víctima guardaba en el domicilio y que se dice habría ganado al organizar juegos de naipes.

Los voceros del departamento judicial de La Plata revelaron que la mujer y su sobrino fueron apresados por el crimen de Rubén Oscar Giachino. Servidores públicos, con el apoyo de los miembros de la Delegación Departamental de Investigaciones de Brandsen y la Policía Comunal de la zona, realizaron tres allanamientos en Lobos, oportunidad en la que apresaron a la mujer, de 61 años, y a su sobrino, de 38.

De acuerdo con lo manifestado por los informantes, en uno de los procedimientos, llevado adelante en una finca situada en calle Lomas de Zamora, entre Laprida y Libertad, los expertos de la Policía Científica incautaron prendas de vestir que tenían manchas de sangre, estableciéndose además que también había restos de tejido hemático en el interior de un Citroën C3, patente INI 916, que es propiedad del sospechoso, aunque el automóvil era utilizado habitualmente por su tía en dicho vecindario.

Por su parte, los restantes operativos se efectuaron en viviendas que están ubicadas en el cruce de Berro y Fortunato Díaz y en la esquina de Azul y Patagones. Hasta el momento se desconocían los móviles del asesinato, pero los investigadores determinaron que Giachino fue agredido porque los criminales pensaban adueñarse de su domicilio, aunque se cree que además le sustrajeron los billetes.

El sujeto habría sido el responsable material del asesinato y habría actuado por instigación de su tía. Giachino fue atacado mientras se hallaba en su cama, en una casa instalada en la calle 237 entre Angueira y Cardoner, y dejó de existir en el hospital de Lobos, en la noche del 17 de julio pasado.