DELINCUENTES MATAN A UN JOVEN DE 17 AÑOS EN LOMAS DE ZAMORA

PRECINTO56-Varios forajidos, que se afirma están relacionados a la venta de drogas, asesinaron salvajemente a balazos a un adolescente de 17 años, a quien agredieron a pocos metros de su vivienda. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de Villa Centenario, en el partido de Lomas de Zamora, y los criminales, que lograron darse a la fuga, son buscados de manera intensa por las autoridades policiales.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Ariel Palacios, de 17 años.

Trascendió que el hecho se descubrió cuando los integrantes de la comisaría de Villa Centenario (7a de Lomas de Zamora) y del Comando Patrulla (C.P.) del citado distrito, concurrieron a la avenida Capitán Giachino al 500, casi en el cruce con Soldado Brito y 5 cuadras del denominado arroyo Santa Catalina, ya que un llamado al número telefónico de emergencias 911 los alertaba de una persona fallecida en esa zona, en el sur del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, al arribar al lugar, el personal de seguridad vio el cadáver del jovencito, que yacía en un charco de sangre. La víctima había dejado de existir casi de manera instantánea, al haber sido alcanzada por un certero impacto de bala en la región torácica.

Por este motivo, los pesquisas policiales de la seccional dialogaron con los familiares del occiso y, de esta manera, intentar averiguar los móviles del fusilamiento.

Basándose en estos datos aportados por los parientes del fallecido, los investigadores descartaron que el chico hubiera sido agredido por oponer resistencia a un asalto y, al respecto, la principal hipótesis de las autoridades a cargo de llevar adelante las diversas diligencias sostiene que Palacios fue atacado por un grupo de peligrosos marginales vinculado a la comercialización de estupefacientes en jurisdicción de Villa Centenario.

A raíz del asesinato, los policías realizaron ayer diferentes procedimientos con el objetivo de establecer el paradero de los responsables del tremendo crimen, que se presume se habrían refugiado en alguna de las villas de emergencias que hay en el humilde vecindario.

El menor fue agredido por los sanguinarios hampones en las proximidades de su vivienda.