"CHELO, NOS ENCERRABA Y ESCUPÍA" MUJER DENUNCIA PÚBLICAMENTE AL EX GREEN

PRECINTO56-Gabriela Cáceres, ex pareja del hombre que estuvo al frente del grupo Green, relató en DiarioShow.com que su hijo fue brutalmente golpeado por el hombre, quien estuvo preso por abusar de una nena de 8 años. Los escalofriantes detalles, en la nota.

Eso buscó Gabriela Cáceres al publicar crudas imágenes de su hijo, quien fue brutalmente golpeado por su padre, Marcelo “Chelo” Torres, ex cantante del grupo Green y tristemente famoso a nivel policial porque estuvo preso por haber abusado de una nena de 8 años.

Pero Gabriela, en aquel momento, no quiso creer esas acusaciones y se fue a vivir con él. Ahora, las cosas empeoraron: “Este fue el motivo por el cual me fui de mi casa. Así le pegó mi ex marido a mi hijo. Así le dejó la espalda pegándole con un cable grueso y la cara dándole golpes. Él no se está haciendo cargo de mis hijos, se lava las manos. Quiero que esto llegue a la Justicia y a los medios. Basta de maltratos y de padres ausentes”, escribió Cáceres junto a las pruebas en su cuenta de Facebook.

En este contexto, crónica, se comunicó con la mujer, quien aclaró que se separó del cumbiero hace dos años, pero siguieron conviviendo hasta este violento episodio. “Yo no tenía adónde ir. Él se fue casi un año. Me dejó en la casa sola con mis hijos y se juntó con otra persona”, explicó y añadió que para dar sustento a su familia “trabajaba y los nenes se quedaban con la niñera”.Lo que no aclaro la mujer, es si realizo la correspondiente denuncia policial.

Sin embargo, eso cambió cuando “él se peleó con su pareja y regresó a la casa”. Allí empezó el calvario de Gabriela: “Me escupía, nos encerraba bajo llave todo el fin de semana hasta que él volviera. Me sacaba los espejos para que no me mire. No me dejaba maquillarme. Me amenazaba constantemente con un cuchillo, pero hasta ahí nunca me había golpeado. Cuando lo hizo lo denuncié, pero la Justicia no hizo nada y yo no tenía adónde ir, así es que me quedé”, contó.

Cáceres soportó los maltratos en silencio e intentó “llevarse bien por los nenes” con su ex pareja, pero decidió ponerle punto final en el momento en que la víctima pasó a ser su propio hijo. “Cuando le pegó a mi nene ahí ya no aguanté más, nos fuimos. Estoy alquilando algo con la cuota del salario y con lo que me ayuda mi mamá, él no me pasa un peso”, explicó.

A la luz de lo ocurrido, y teniendo en cuenta que Cáceres creyó en la inocencia de Torres por sobre las acusaciones de su hermana e incluso se casó con el cantante mientras él cumplía la condena, la pregunta fue inevitable: “Con todo esto que pasó, ¿creés que eran ciertas las denuncias de tu hermana?’”, y Gabriela confesó: “Sí. Pero de ese tema no quiero hablar, porque me hace muy mal, a mí y a mi familia. Mi hermana ya la pasó demasiado mal”.