PAREJA SWINGER SE NEGÓ A DECLARAR

PRECINTO56-El matrimonio swinger que fue detenido como presunto autor del crimen de Ayelén Roldán, la embarazada estrangulada en la localidad bonaerense de Glew, se negó a declarar al ser indagado por la Justicia, aunque el hombre de la pareja pidió que investiguen a una persona con la que mantiene una enemistad, informaron este lunes fuentes judiciales.

Los imputados Adrián Aníbal Torres (31) y Natalia Inés Cottone (30) fueron indagados en las últimas horas por la fiscal a cargo de la causa, María Laura Alfaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Lomas de Zamora, aunque por consejo de sus defensores, prefirieron no declarar ni contestar preguntas.

"Torres solicitó que se investigue a un hombre con el que tiene problemas personales ante la posibilidad de que haya hecho algo para perjudicarlo en esta causa, pero luego prefirió negarse a declarar", explicó una fuente judicial, con acceso al expediente.

Ambos imputados permanecen detenidos acusados de los delitos de "homicidio en concurso ideal con aborto", ya que la víctima de 19 años, al momento de su muerte, cursaba un embarazo de seis meses.

La fiscal fundamentó la imputación en "un cúmulo de indicios" pero una de las evidencias que más compromete al matrimonio son los estudios de ADN de los hisopados subungueales realizados a la víctima y a los sospechosos.

Según las pericias, debajo de las uñas de Ayelén, los peritos encontraron el perfil genético de la mujer del matrimonio, Cottone, y su marido, Torres, también tenía bajo sus uñas un perfil mezcla con ADN de la víctima y de su esposa.