¡ADIÓS ANIBAL ACOSTA HASTA PRONTO!

PRECINTO56-Por Carlos Bottini-Desde mi trabajo periodístico, hace unos meses, federales detuvieron a un sujeto acusado de violar de su pequeña hija hace nueve años, los federales habían trabajado en conjunto con efectivos de la comisaria La Matanza 2da de Virrey del Pino, ahí conocí a un joven oficial de la bonaerense.

Ese policía era el oficialsubinspector Anibal Acosta, un hombre serio pero de un trato excelente ese día yo cubría la nota para Radio Rivadavia y el portal Precinto56.com.ar.

El jefe de la brigada federal me dijo "este chico, tiene pinta de ser un "laburante", no se equivocaba, con Anibal comenzamos a tratarnos vía chat.

Conversamos sobre casos policiales, me contó que hacia poco fue trasladado junto con el comisario a esta jurisdicción, y se puso a trabajar muy fuerte contra los delincuentes y últimamente su lucha consistía, el narcotrafico.

Hace poco, se había tomado sus merecidas vacaciones" Por fin Charli, pude estar junto a mi esposa y mis nenas", me contó.

Pero tras ese uniformado, existía un verdadero hombre, buen papá y esposo, que sufría por la inseguridad, pero él cumplía con las ordenes.

En mis 30 años trabajando en casos policiales, fueron muy pocos los policías que conocí con tanta ganas de servir al prójimo, y como siempre, existen gente con mucho rencor hacia el uniformado, los tratan de coimeros corruptos, cómplices, pero nunca aportan datos serios sobre lo que comentan.

Anibal era conocido por muchas personas y en distintas jurisdicciones desde la zona sur un colega me dijo "Charli, ese muchacho, era de buena cepa, un buen poli".

Pero hace pocas horas, delincuentes, que son muy polenta con un arma, pero en el calabozo lloran y dicen ser cristianos, terminaron con la vida de Anibal Acosta.

Terminaron con su vida pero no con su legado, que siempre sera llevado adelante por sus compañeros del Gabinete Táctico de Virrey del Pino.

Ya no compartirá una caricia con su amada esposa, ni un juego con las niñas pero los asesinos nunca tendrán lo que tienen ellas, respeto, ese respeto que su padre les trasmitió y sobre todo, saber que en su familia hay un verdadero  Héroe, llamado Anibal Acosta.