PRESUNTO VIOLADOR ABUSADO SEXUALMENTE Y LE QUEMARON LA CASA

PRECINTO56-Un hombre fue herido a golpes, torturado y abusado sexualmente por otros que luego quemaron su casa en la localidad cordobesa de Capilla del Monte, y los investigadores creen que el ataque puede estar relacionado a una venganza por parte de su ex mujer que lo acusó de haber violado a la hija de ambos.

Fuentes judiciales dijeron que el hecho ocurrió el domingo último y que la víctima fue identificada como Gabriel Fernández (53), quien la mañana del miércoles permanecía internado en terapia intensiva en el Hospital Domingo Funes de Santa María Punilla, con pronóstico reservado.

El ataque es investigado por el fiscal de instrucción de Cosquín, Martín Bertone, e inicialmente no se produjeron detenciones.

Según los investigadores, todo comenzó cuando varios hombres ingresaron a la vivienda de Fernández y lo atacaron a golpes. "Pero la agresión no quedó solo en los golpes que le propinaron en el interior de la vivienda. Luego de esos hechos, los agresores lo llevaron al patio de la vivienda, lo ataron a un espinillo y le asestaron un puntazo en el tórax y le ocasionaron una lesión en el ano utilizando supuestamente un barra de hierro",  se lee en el informe judicial.

Tras el abuso sexual, los agresores incendiaron parte de la vivienda de Fernández y huyeron.

El hecho es investigado por personal de la Brigada de Investigaciones de la Zona II y IV de la Departamental Punilla, personal de Policía Judicial y de la Dirección de Investigaciones Operativas (DIO).

El fiscal Bertone indicó que "al parecer, el ataque se debió a una especie de venganza que gestó su exmujer, quien lo acusó la semana pasada en su Facebook de haber violado a la pequeña hija de ambos".

"La mujer lo identificó, puso su nombre y dirección, y según parece esto motivó la reacción" de los agresores, explicó el fiscal a la prensa.

"La denuncia de la mujer fue recepcionada, pero los estudios médicos hasta el momento descartan que la menor tenga lesiones" de índole sexual, aclaró Bertone.

Para el fiscal, aún no se puede relacionar el hecho con esa denuncia, pero es la principal hipótesis ya que los atacantes no habrían robado nada.