ENCUENTRAN EN UN CONTENEDOR DE BASURA A UN BEBÉ EN CÓRDOBA

PRECINTO56-Una mujer encontró a un bebé dentro de un contenedor de basura de la calle Rivadavia al 300, en el centor de la ciudad de Córdoba, al que se acercó atraída por los ruidos que desde allí partían, y lo llevó al Hospital de Niños.

Ricardo Manzur, jefe de Guardia del centro médico, aseguró a la prensa que "se trata de un niño que se encuentra en buen estado general y está en una incubadora a la espera de ser trasladado a una unidad de Neonatología".

Este sábado, la empresa recolectora de residuos Cliba, halló a otro recién nacido  con vida que aún tenía el cordón umbilical dentro de un contenedor de basura en el barrio porteño de Palermo.

Ambos bebés se encuentran en buen estado de salud. La situación que conmocionó por la simultaneidad y que según especialistas se explica en parte por la ausencia de alternativas que enfrentan algunas mujeres que transitan embarazos no deseados.

"Se encuentra respirando normalmente y tiene un color rosado en su cara, pero aún aguardamos los resultados de los análisis", dijo el director del Hospital Militar, Horacio Clemente Magallanes, quién aseguró que la beba pesa 3,40 kilos y que la llamaron María Victoria.

Magallanes señaló que la recién nacida "ingresó al área de Neonatología con Hipotermia (temperatura baja) y le realizaron todos los controles correspondientes" y agregó que "el sacerdote nuestro ya la bautizó" en el lugar. 

En el caso interviene la Fiscalía 6 de la Ciudad y el Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes, que deberá decidir sobre el traslado de la menor. 

En tanto, el martes pasado un recién nacido fue encontrado muerto dentro de una bolsa en un contenedor en un basural en la zona norte de Rosario por una mujer, que advirtió a la policía.

"El abandono de un bebé es una solución extrema o desesperada a la que llegan algunas mujeres con embarazos no deseados que no encuentran una solución alternativa de alguien que las ayude o no hay un entorno adecuado", explicó la psicoanalista y miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina, Patricia Alkolombre, autora del libro Travesías del cuerpo femenino y Deseo de hijo, pasión de hijo.

Para Alkolombe, en esos casos se trata de embarazos que las mujeres transitan "con una total ambivalencia, sin ver que hay alternativas como entregarlos en adopción o pedir ayuda familiar".

"Es fundamental en estos que casos que el entorno esté conectado con la embarazada y disponible para brindar ayuda y evitar que se llegue a esta situación extrema", aseguró la especialista, para quién "muchas veces el embarazo es vivido en secreto o las mujeres se aíslan y la alternativa que encuentran son los abandonos".

Yael Bendel, asesora del ministerio Público Tutelar de la ciudad de Buenos Aires, señaló que en el caso del embarazo de menores es fundamental la prevención, aunque sin vincular los episodios conocidos hoy con esa realidad.

En Argentina nacen cada año 3.000 bebés cuyas mamás tienen menos de 15 años, según un reciente informe de Unicef.

"Cuando las adolescentes atraviesan un embarazo no planificado, excluyendo los abusos, una de las acciones a tomar para evitar llegar a esta situación es apelar a las capacitaciones en educación sexual en las escuelas, en los clubes de barrio y en las propias casas", dijo  Bendel.

En el caso de las mujeres mayores de edad, "hay que acompañarlas cuando quedan embarazadas e informarles las alternativas que tienen". 

"Los motivos económicos nunca pueden justificar el abandono de un bebé, porque el Estado no puede permitir eso, tiene que ayudar y contener a las embarazadas para que pueda continuar con esa maternidad", valoró y explicó que "en cada jurisdicción hay organismos que la puedan acompañar como las áreas de Desarrollo Social y los organismos de protección de la infancia".

Bendel vaticinó que en las próximas horas cientos de familias pedirán adoptar a los recién nacidos abandonados, pero advirtió que debe respetarse "el listado enorme de gente que está esperando la adopción".

"El problema de la adopción no tienen que ver solo con demoras judiciales o administrativas, sino con que casi un 90% de las personas quiere adoptar bebés pequeños o menores hasta los 5 o 6 años".