POLICÍA ASESINO A SU NOVIA

PRECINTO56-El hecho ocurrió cerca de las 4 de la madrugada, en un domicilio de la calle Pasteur al 1600, en el barrio La Milka, de la citada ciudad cordobesa, cuando la víctima, identificada como Juliana Andrea Chevalier (20), recibió un tiro.

El efectivo policial, identificado como Alejandro Lovera (36), quien prestó servicios en la comisaría 6ª de Frontera y que actualmente se desempeñaba en la localidad de Esmeralda, quedó detenido tras el crimen de la joven, ya que el disparo se habría producido con su pistola reglamentaria calibre .9 mms.

La autopsia en el cuerpo de Chevalier culminó este mediodía y se obtuvo como resultado que tenía un orificio de entrada y salida, que el disparo se habría efectuado desde arriba hacia abajo y a unos 30 centímetros de distancia, informaron fuentes judiciales. A su vez, el médico que estuvo presente en el lugar del crimen habría constatado que el cuerpo de la joven tenía rastros de violencia previos a su muerte.

En tanto, en horas de la tarde se hicieron presentes en la vivienda efectivos de Policía Judicial y de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), debido a que en el interior de la casa se habría encontrado droga. Por otra parte, fuentes judiciales indicaron que en mayo de este año la víctima había efectuado una denuncia policial por violencia de género, aunque luego la habría retirado. Sin embargo, familiares de la joven que se acercaron a la casa a la tarde afirmaron que Lovera es“posesivo y celoso”, según les había comentado Chevalier, y además coincidieron con la versión de que era “violento”.

La causa estuvo caratulada en un principio como una muerte “de etiología dudosa” y la investigación estaba a cargo del fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione, quien finalmente termino imputando de homicidio al policía santafesino.

Con 90 femicidios, la provincia de Buenos Aires lidera las estadísticas, seguida por Córdoba (23), Mendoza (21), Santa Fe (18), la Capital (14), Salta, Jujuy y Entre Ríos (con 10 femicidios cada una).

En cuanto a la intervención judicial, sólo el 9% de los casos cuenta hoy con sentencias condenatorias, mientras que el 47% de las causas continúa en etapa de investigación. A su vez, el 22% fue elevado a juicio.