SEPARARON A POLICÍAS CORRUPTOS DE LA MATANZA

PRECINTO56-El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires confirmó la separación de Enrique Sobrero, José Daniel Barraza y Roberto Natalio Zalazar, tres miembros de la fuerza de La Matanza involucrados en diferentes irregularidades que abarcan hechos de corrupción hasta secuestros extorsivos.

Desde la entidad que conduce Cristian Ritondo iniciaron una investigación a principios de febrero, a partir de un secuestro extorsivo en el que seis efectivos, donde también estaba involucrado Mario Puñales, uno de los hombres clave en esta investigación, que prestaban servicios para la Policía de La Matanza, que están desafectados y con solicitud de exoneración, secuestraron y retuvieron en un patrullero a un hombre para pedir rescate.

Según constataron fuentes del Ministerio,la víctima no fue elegida al boleo. El hombre secuestrado en cuestión tenía vínculos con el narcotráfico y no había aportado el dinero que le exigían para operar ilegalmente.

Dentro de la detención de los seis integrantes que secuestraron a este narcotraficante apareció Mario Mauricio Puñales, el hombre que se identificaba como el “pastor justiciero” que era el único que no tenía nada que ver con la fuerza, a pesar de que mantenía vínculos cercanos con policías de La Matanza y la Provincia de Buenos Aires.

Puñales, quien se jactaba de mostrar en redes sociales y difundir cuando “detenía” a delincuentes y “realizaba” operativos policiales, quedó incriminado luego de un cruce de celulares donde se descubrió que mantenía contacto con los principales responsables de la seguridad en el distrito que hoy conduce Verónica Magario: el jefe de la Unidad de Prevención de Policía Local Matanza, José Daniel Barraza; el jefe Departamental de Seguridad, Enrique Sobrero; y el Secretario de Protección Ciudadana municipal, Carlos Orsingher.

A pesar de no estar ligado a la fuerza, se constató que Puñales tenía acceso a un vehículo oficial, con la inscripción “Municipalidad de La Matanza”(con permiso de “libre tránsito” por uso de vehículo oficial expedido por Prevención y Seguridad Policial del Ministerio de Seguridad, a solicitud del Municipio). Además, aseguraba que era un empleado más de la comuna, con Orsingher y Zalazar.