"PATA" MEDINA, DEL GRITO DE GUERRA A LA CÁRCEL

PRECINTO56-El gremialista, quien sufrió una descompensación, se entregó en su casa de Punta Lara acusado por los delitos de lavado de dinero, asociación ilícita y extorsión. También fueron apresados uno de sus hijos, un sobrino y un cuñado. Se disponían esta madrugada a aprehender a su esposa.

El secretario general de la Uocra La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina, fue detenido anoche en su casa de Punta Lara luego de que el juez federal de Quilmes, Luis Armella, ordenara por la tarde su detención, en el marco de dos causas en su contra por los delitos de lavado de dinero, asociación ilícita y extorsión.

La aprehensión se concretó cerca de las 23.30 en la vivienda del sindicalista, ubicada en calle 60 entre 9 bis y 11, luego de que Medina llegara en una camioneta, con la finca ya rodeada por un impresionante operativo policial. En la casa ya estaba su esposa, Fabiola García, quien finalmente fue detenida esta mañana por disposición del fiscal platense Álvaro Garganta.

Según explicó un vocero judicial, el gremialista sufrió una descompensación: al parecer le subió la presión y fue atendido por un médico.

Un móvil de Prefectura trasladó a Medina al Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.

En tanto, también fue aprehendido uno de los hijos del sindicalista, Cristian “Puli” Medina. Fue luego del allanamiento de su casa, situada en Ayacucho y Barragán, en Ensenada.

Además quedaron detenidos Pablo Fernández y David García, sobrino y cuñado del "Pata", respectivamente, luego de distintos registros en La Plata y Ensenada.

Antes de que el sindicalista fuera detenido, efectivos del Escuadrón Alacrán de Gendarmería Nacional, a las 21, ingresaron a la sede del gremio, ubicada en avenida 44 entre 4 y 5, donde estaban al menos tres empleados. Según trascendió, los integrantes de la fuerza de seguridad buscaron documentación y elementos explosivos, ya que durante la tarde había corrido la versión de que los obreros tenían a disposición varias cajas con bombas molotov.

También allanaron unos 30 objetivos más, entre ellos una casa lindera a la propiedad de Juan Pablo Medina en Villa del Plata. También hubo un operativo en la Terminal de Ómnibus de La Plata (tras la sospecha de que intentara escapar en un colectivo) y en un merendero  de la Uocra que funciona en esa zona. Además, registraron una caja de seguridad que el “Pata” Medina tendría en el Banco Provincia y oficinas en Puerto Madero. En la rotonda de 32 y 120 también se implementó un impresionante operativo con fuerzas federales. ¿El objetivo? Evitar que obreros de la construcción se dirigieran a la casa de Medina para evitar su detención. No faltaron versiones que indicaban que Medina permaneció escondido en el barrio El Mercadito entre las 17.30 y poco antes del momento de su entrega.

Rechazaron el pedido de eximición de prisión

El pedido de detención del dirigente gremial se conoció cerca de las 17.30, poco después de que Medina abandonara las oficinas de la sede del gremio en avenida 44, donde había encabezado una tensa protesta durante toda la jornada en rechazo a las investigaciones en su contra.

El sindicalista estuvo resguardado en la sede de su gremio, mientras un grupo numeroso de obreros lo apoyaban afuera del edificio, quemando neumáticos para evitar cualquier acceso de móviles policiales al lugar.

A principios de este mes, la fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, denunció por “extorsión” a Medina y solicitó al juez federal Luis Armella medidas de prueba sobre un presunto tiroteo y presiones ejercidas por el sindicalista que obligaron al retraso de las obras del ferrocarril Roca en la estación Parque Pereyra.

Armella investiga también un presunto lavado de dinero y asociación ilícita en una causa en la que Medina está acusado de presionar a los constructores para favorecer a una empresa de catering, que es de un familiar suyo, para que provea la comida a los obreros en las construcciones. 

Antes de abandonar la sede de la Uocra La Plata, el sindicalista aseguró que sus abogados habían presentado un pedido de eximición de prisión ante la Justicia, aunque el recurso fue rechazado.

El descargo del gremialista

Juan Pablo “Pata” Medina había llegado el lunes a la sede de la Uocra La Plata, donde pasó la noche, hasta que a las 9.30 de la mañana de ayer realizó una conferencia de prensa, donde repitió lo que en exclusiva le adelantó a este diario en su edición anterior.

El sindicalista acusó por la denuncia de extorsión al Gobierno nacional. "Un presidente democrático (por Mauricio Macri) da la orden a su gabinete nacional para investigarme sin fundamentos”, expresó. 

Luego agregó: “Ellos vienen por todo, no vienen únicamente por el Pata Medina, sino por todos los dirigentes del movimiento obrero”.

“Vienen por los salarios, porque yo nunca acepté, por ejemplo, que implementaran el descuento por Ganancias sobre los trabajadores de la construcción de La Plata. Hoy, un empleado de la construcción de nuestra región cobra, en promedio, un 40% más que en otras zonas del país. Los trabajadores no van a aceptar que los empresarios les metan la mano en el bolsillo”, dijo el titular de la Uocra La Plata. 

También apuntó contra el titular de ese gremio a nivel nacional: “Yo sé que Gerardo Martínez no me quiere”. 

Obras paralizadas y trabajadores autoconvocados

Grupos de obreros cortaron ayer a la mañana las calles aledañas al edificio de la Uocra, ubicado en 44 entre 4 y 5, prendieron fuego neumáticos para evitar cualquier posible detención del “Pata” Medina y además se pudieron observar varias cajas conteniendo botellas con mechas, al estilo bombas molotov.

Ante esta situación, el gremialista Juan Pablo “Pata” Medina se asomó al balcón de la sede y habló a los obreros concentrados allí, a quienes pidió comportarse “pacíficamente”. “Ustedes son trabajadores y lo que quieren es tener su fuente de trabajo. Saben que yo no quiero, como secretario general, que haya violencia”, afirmó.

Luego, Medina preguntó a los trabajadores: “¿Ustedes van a permitir que al Pata lo lleven preso o les metan su plata en el bolsillo del Gobierno?”. 

Desde el mismo balcón el sindicalista aseguró que “vamos a defender la causa de los trabajadores constructores y les digo a mis compañeros de la CGT que hoy vienen por el Pata, pero mañana vendrán por todo el movimiento obrero”. “Si quieren venir por mí, que vengan; pero con la verdad, no con la mentira”, agregó.

Luego, remarcó: “No aceptaré que a un juez se le ocurra hacer deberes por el Gobierno nacional e invente causas que tienen escondidas”.

Horas antes de su detención, Medina explicó que todas las obras “han sido paralizadas” para enfrentar esta situación y destacó que hoy todos los trabajadores abandonaron sus lugares de trabajo “para autoconvocarse en una reunión frente al gremio y seguir las alternativas de este conflicto”. 

Inmediatamente después de que el “Pata” abandonara la sede del sindicato, trabajadores del gremio, bajo una intensa lluvia, se ocuparon de limpiar las inmediaciones.

¿Sede platense intervenida?

La Comisión Directiva Central de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), que lidera Gerardo Martínez en todo el país, emitió un documento en el que aseguró que no convalida “prácticas que no honren el legítimo e idóneo ejercicio de la función sindical”, y reafirmó que la organización ejerce “la institucionalidad bajo el mandato de la ley”.

La posición de la conducción nacional del sindicato fue difundida en un texto titulado Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada.

La organización gremial, ante los acontecimientos que involucran al “Pata” Medina y frente a la directa intervención de la Justicia Federal, ratificó que en “el mar­co de la ley se reafirma el idóneo ejercicio de la función sindical, lo que demanda expresar de manera cabal y legítima la representación de los trabajadores constructores bajo el mandato de respetar y hacer respetar la plena vigencia del Estatuto Social”. “Es preciso ajustarse a lo determinado por la ley y en el contexto del Estado de Derecho”, señaló la Uocra, por lo que repudió “cualquier práctica que desacredite la función gremial que se aparte del cumplimiento de la ley”, y rechazó también de forma enfática “todo hecho de violencia que afecte el normal y correcto desarrollo de la atención de los afiliados de esa jurisdicción (la seccional La Plata) y la paz social”, puntualizó.

En ese marco es que trascendió anoche que sería inminente la intervención de Uocra La Plata.

Investigarán aprietes en Bahía Blanca

Una unidad fiscal de Bahía Blanca inició de oficio en las últimas horas una investigación por presuntos aprietes de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) de esta ciudad a empresarios vinculados al sector, informaron fuentes judiciales. Al respecto, el fiscal general Juan Pablo Fernández anunció ayer que la causa estará a manos del fiscal Gustavo Zorzano.

“Cuando tomamos conocimiento de una acción pública es obligación iniciar una investigación de oficio y obviamente ahora esperamos que los privados hagan su parte y aporten pruebas; de lo contrario, no será fácil profundizar la investigación”, agregó el fiscal. 

La semana pasada, y en el marco de una visita a la ciudad, la gobernadora María Eugenia Vidal hizo referencia a la situación de la Uocra local sobre distintas obras que se estaban llevando adelante en la zona. Hizo referencia a las mafias, a las cuales vinculó con las obras en rutas, y puso como ejemplo la de 51 y 60. “Están paralizadas y tienen serias dificultades por decisión de un delegado de la Uocra, (José) Burgos, que no solo pide una remuneración que no estaba en el convenio, sino que además quiere obligar a los contratistas a pagarles a determinados proveedores de comida, transporte y equipamiento, en un acto que es claramente corrupto”, dijo.