13 AÑOS DE CARCEL POR INTENTAR MATAR A SU HIJA RECIÉN NACIDA

PRECINTO56-Una mujer de 34 años fue condenada este jueves a 13 años de prisión por “tentativa de homicidio calificado por el vínculo” en perjuicio de su hija recién nacida, a la que abandonó en el fondo de una letrina en la localidad de San Antonio de los Cobres, en la Puna salteña, informaron fuentes judiciales.

La vocal de la Sala V del Tribunal de Juicio de Salta, Mónica Faber, condenó en audiencia unipersonal a Susana Tolaba por el hecho, ocurrido el 7 de marzo pasado, cuando una familia oyó el llanto de un bebé y luego comprobó que provenía del fondo de un pozo que era utilizado como letrina en una casa vecina, por lo que alertaron a la policía de esa población, ubicada 180 kilómetros al oeste de la capital salteña.

Los efectivos concurrieron al lugar y con la asistencia de una máquina de la comuna excavaron en paralelo al pozo ciego y lograron rescatar a la beba -aún con el cordón umbilical y restos de placenta-, cuyos signos vitales eran muy débiles.

Tras una primera asistencia en el hospital local, donde los médicos determinaron que pesaba 2,400 kilos, la nena fue derivada al Materno Infantil de la ciudad de Salta y allí quedó internada.

El equipo de Neonatología la bautizó con el nombre de Esmeralda y cuando se recuperó la albergaron en la Sala Cuna del hospital Papa Francisco, también de la capital provincial.

Al día siguiente del hallazgo los investigadores localizaron a la madre de la beba, que fue asistida en el hospital de San Antonio de los Cobres y luego la trasladaron a Salta capital, donde quedó internada bajo detención.

En mayo, la pequeña quedó en guarda de sus abuelos maternos por un año -prorrogable por otro más-, por decisión de la jueza de primera instancia en lo Civil de Personas y Familia 1 Inés Villa Nogués, quien además le prohibió el acercamiento de la madre a la niña, a 200 metros de distancia.

Esto debido a que los abuelos, que no sabían del embarazo de su hija, se comprometieron a desempeñar el papel de guardadores con todas las responsabilidades que la ley exige.

En su sentencia, Faber fijó además que la mujer realice un tratamiento psicológico, por la naturaleza de los hechos juzgados y debido a la recomendación hecha por los profesionales actuantes en la causa.

El fiscal penal Pablo Paz, que actuó durante la investigación y el juicio en representación del Ministerio Público, solicitó en los alegatos, que se desarrollaron hoy, la pena de 13 años de prisión efectiva.

Por su parte, el abogado defensor de Tolaba, Carlos Dante Colque, había pedido que se le aplique el artículo 34 del Código Penal como inimputable y, en forma subsidiaria, que sea condenada por el delito de abandono de persona.

La jueza Faber dictó hoy la condena en el juicio iniciado el 25 de este mes, con actuación de la Asesora de Discapaces Catalina Russo Minetti, y ordenó el traslado de la imputada a la Unidad Carcelaria 4 de la ciudad de Salta.