POLICÍAS SOLIDARIOS LLEGARON A GLEW

PRECINTO56-Hace un tiempo largo, un policía federal (hoy de la ciudad) decidió junto con otros compañeros y civiles, poder ayudar a los chicos más necesitados.

Fueron juntando mercaderías, ropas, golosinas y muchas cosas más y lo donaron a distintos comedores del conurbano, nacían "Los policías solidarios". Para las fiestas navideñas, visitan hospitales vestidos de reyes magos, gnomos y papa noel. 

Con el tiempo a estos solidarios, se les plego un matrimonio de cristianos, Joel Velardo y su esposa Laura, y juntos con otras personas más, recorren comedores, merenderos y jardines de infantes, siempre llevando algo de lo mucho que los chicos necesitan.

Esta ves recorrieron varios kilómetros en el pequeño colectivo de Joel, su destino, el merenderos y Comedor La Voluntad ubicado en Nahuel Huapi 3207 barrio Kanmar Glew .

Allí fueron recibidos por la responsable del lugar, Zulma y un grupo de "caras sucias", el Inspector de la policía de la Ciudad, Osvaldo Barbera, Joel, Laura , Nahuel Acosta y su familia, fueron "las visitas" que esperaban las criaturas desde hace tiempo.

Los pequeños, con alegrías y abrazos los recibieron, pero estos solidarios no llegaban con las manos vacías, Fideos . arroz. Polenta. Aceita. Azúcar. Galletitas. Bolsones de pañales, bolsas con ropas y hasta una cocina, traian los "policías solidarios".

Después de bajar todo, decidieron merendar con los niños del lugar, chicos que necesitan mucho, pero les llega poco del estado municipal.

"Siempre es muy hermoso recibir de los chicos, una sonrisa, un abrazo, lo hacen de verdad, sin ipocrecias, nosotros solo queremos darles un poco de lo mucho que como sociedad nos dan".le dijo Osvaldo Barbera a Precinto56.

Un matrimonio que los acompaña, es Joel y Laura, quienes siempre están listos para estos momentos"Como buenos cristianos, nos alegra poder ayudar al prójimo y con Osvaldo formamos un excelente equipo". relato Joel.

Los chicos recibieron unas bolsitas de golosinas preparadas por el pequeño hijo de siete años de Barbera, desde niño sus padres le inculcan hacer el bien, sin mirar a quien.

Ahora este grupo de super solidarios, ya estan preparandose para juntar cosas y visitar un lugar que lo necesite,La pucha, con tan poco se puede ayudar a tantos, si la sociedad así lo supiera, seriamos un poco más feliz.