VECINOS AMPUTAN SEIS DEDOS A UN HOMICIDA

PRECINTO56-Como saldo de una violenta discusión, un joven de 25 años fue salvajemente asesinado a balazos por uno de sus vecinos, en un cruento suceso que se registró en la localidad bonaerense de San Martín.

Gente de la zona, en un acto de justicieros, agredió al criminal, a quien le cortó 6 dedos de las manos.

El mutilado individuo pretendió refugiarse en el interior de un cementerio, aunque finalizó detenido por las autoridades policiales. Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron que la infortunada víctima del ilícito fue identificada como Pablo Jesús Cardozo, de 25 años.

El hecho se produjo en el cruce de Maestro Dasso y José C. Paz, a unos 100 metros de la denominada Villa La Catanga, en el citado distrito, cuando el agresor, llamado Darío Nahuel, de 31 años, entabló una acalorada reyerta con el muchacho.

Trascendió que la disputa culminó en tragedia, ya que el asesino, con un arma de fuego, atacó a disparos a su adversario, quien cayó en un charco de sangre, al ser gravemente herido en la región torácica.

Cardozo tuvo que ser trasladado de urgencia hasta el Hospital Municipal Diego Thompson, en San Martín, donde los médicos lo sometieron a una intervención quirúrgica, para salvarle la vida, pero luego el muchacho dejó de existir en el centro asistencial.

Mientras tanto, policías del Comando Patrulla  de San Martín arribaron rápidamente al cementerio de la zona, que está situado en la esquina de Coronel Mom y Rivadavia, porque un llamado efectuado al número telefónico de emergencias 911 los alertaba con respecto a un individuo provisto de un arma, que, con ambas manos cubiertas de sangre, intentaba esconderse entre las diversas lápidas de la necrópolis, en el noroeste del conurbano provincial.

Según manifestaron los informantes, velozmente los servidores públicos empezaron a revisar el predio y, de esta manera, apresaron, en el sector de tumbas, al autor material del terrible asesinato, llevándolo después al Hospital Interzonal General de Agudos Eva Perón, que se encuentra instalado en la avenida Doctor Ricardo Balbín (la ruta 8) al 3100, en jurisdicción de la localidad bonaerense de San Andrés.

En un comienzo, se creyó que este criminal había sido herido al explotarle accidentalmente el arma de fuego que utilizó para matar a Cardozo, aunque finalmente los médicos del lugar establecieron que le faltaban 3 dedos de cada mano.

Al respecto los investigadores consideran que gente del humilde vecindario, en una acción de justicieros, mutiló al sujeto en represalia por haber baleado al muchacho.

Pesquisas policiales de la comisaría 1ª de San Martín tratan de determinar los móviles del altercado, los datos filiatorios de los restantes involucrados en la disputa y lo que ocurrió con el arma utilizada para fusilar a Cardozo.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de San Martín se encargaron de supervisar las diligencias para capturar al asesino.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Fabio Cardigonde, fiscal de la Unidad Funcional Nº 7 del departamento judicial de San Martín.