GOLPEADOR BALEADO POR SU EX SUEGRO

PRECINTO56-Un menor de 17 años se encuentra en estado crítico después de haber recibido dos disparos en la cabeza durante la mañana de ayer en el barrio Santa Rosa de Melchor Romero, hecho por el cual fue aprehendido el padrastro de su exnovia, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.

De acuerdo a lo que contaron los voceros consultados el joven baleado sometía de manera reiterada a su expareja a episodios de violencia, lo que habría provocado la reacción de su padrastro. 

El último capítulo de esta historia se registró cerca de las 10, cuando la víctima, llamada Rodrigo, se presentó en la casa de su exnovia, ubicada en 35 bis entre 182 y 183.

“Vivía atosigándola, maltratándola y golpeándola”, aseguró un pesquisa, tras hablar con los allegados de los involucrados. Aparentemente, el muchacho no llegó a ingresar a la vivienda ya que, en la vereda, se inició una nueva discusión, que el padrastro de la chica no toleró. Así, salió del interior con un arma de fuego y disparó, no una, sino dos veces. Los proyectiles impactaron en el cráneo y en la boca del damnificado, que cayó sobre el pasto, a la vera de una zanja, y quedó gravemente herido. 

Un llamado al 911 alertó al personal policial, y numerarios del Comando de Patrullas La Plata fueron los primeros en arribar a la escena y corroborar la denuncia, solicitando a continuación la presencia de una ambulancia. 

El vehículo de sanidad trasladó entonces al adolescente hasta el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero. Allí ingresó con un cuadro complejo y fue inmediatamente derivado a la sala de operaciones, donde fue sometido a una intervención quirúrgica.

“El proyectil penetró el hueso del cráneo”, sentenció un investigador, que aseguró que la vida del paciente corre serios riesgos. su estado era reservado. 

Personal de la comisaría Séptima, con jurisdicción en la zona, peritos de la Policía Científica y el Gabinete de Homicidios de la DDI, al mando de Pedro Beltrame, se embarcaron en la misión de conseguir evidencias para encaminar la causa y establecer las circunstancias de los hechos, llegando rápidamente a la verdad. 

“El muchacho perseguía a su exnovia por todos lados. Le pegó en muchas oportunidades y, por eso, había varias denuncias radicadas en distintas fiscalías de la ciudad por el delito de violencia de género”, explicó un jefe policial, quien añadió que Rodrigo cuenta, además, con otras causas por “robo, lesiones y abuso sexual”. 

Ante esto, el padrastro de la chica, un changarín de 54 años, decidió actuar por su propia cuenta y, posteriormente, confesó ante las autoridades su implicación en el episodio. Ahora, deberá responder ante la UFI nº 15 por el delito de “tentativa de homicidio agravado”.