REMISERO ASESINADO EN GLEW

PRECINTO56-El hecho ocurrió esta mañana, alrededor de las 5.15, cuando la víctima fue sorprendida por los ladrones sobre la calle Alejandro Casona al 500, mientras esperaba a una pasajera arriba de su Renault 12.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando una oficial de la Policía local de Lanús, de 21 años, salía de la casa de sus padres vestida de civil para ir a trabajar.

La joven había llamado a una remisería ubicada a la vuelta de la vivienda, en Miguel Cané al 500, frente al destacamento de Policía de Glew.

Según informaron voceros del caso, al salir observó que tres ladrones armados corrían hacia el remisero, que la esperaba a bordo de un auto Renault 12 negro.

Desesperado, el chofer le dijo a la policía que se suba "rápido" al vehículo y aceleró. La respuesta de los asaltantes fue brutal: uno de ellos comenzó a disparar contra el coche.

Fuentes de la investigación aseguraron que en ese momento la agente bonaerense sacó su pistola reglamentaria y disparó contra los ladrones través de la luneta del auto, que se había roto por el ataque.

En medio del enfrentamiento otro asaltante se acercó al costado del auto, por lo que la policía también disparó por el vidrio de la puerta trasera derecha.

El Renault 12 siguió unos metros hasta que se detuvo sobre la vereda. La policía bajó para perseguir a los asaltantes, que lograron escapar sin concretar el robo.

Había pasado el tiroteo, pero lo peor estaba por venir.

El remisero, dueño de la agencia a la que había llamado la pasajera, comenzó a pedir auxilio. Allí fue cuando descubrieron que había recibido al menos un balazo en el brazo izquierdo.

La agente llamó al 911 y la ambulancia tardó media hora en llegar al lugar. Cuando los médicos lo revisaron, Almonacid ya había muerto.

Alejandro, vecino de la remisería, dijo que Almonacid tenía tres hijos, hacía cuatro años que era propietario del comercio y trabajaba en el turno noche.

"Este barrio era tranquilo pero últimamente aumentaron los robos, sobre todo cuando a la mañana cuando la gente va a trabajar, hay mucha inseguridad", afirmó el vecino.

El hecho es investigado por el fiscal Gustavo Caram, a cargo de UFI N° 5 de Lomas de Zamora.