ASESINADO EN UN PICADO DE FÚTBOL

PRECINTO56-La víctima, identificada como Rubén Aramayo, de nacionalidad boliviana, murió ayer en el Hospital Piñero de la Capital Federal por las gravísimas quemaduras que presentaba en el torso y la cara y afectaban el 50 por ciento de su cuerpo, según detallaron las fuentes.

Según explicó el hermano de la víctima a la policía, el hecho ocurrió el sábado en una cancha de fútbol del barrio Rivadavia del Bajo Flores.

Aramayo concurrió a jugar un partido de fútbol por plata en el que integró un equipo conformado por extranjeros, en su mayoría de nacionalidad paraguaya.

De acuerdo a los que pudieron reconstruir los investigadores, el equipo de Aramayo ganó el partido y cuando éste reclamó el pago, terminó agredido, los rociaron con nafta y lo prendieron fuego, lo que ocasionó las lesiones que luego determinaron su deceso.

En el caso interviene la comisaría 36 de la Policía de la Ciudad y la causa quedó en manos del fiscal Marcelo Solimine, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 47.

El fiscal ordenó tomar una serie de declaraciones testimoniales y pidió la colaboración de la División Brigadas de Prevención Sur de la Policía de la Ciudad para intentar identificar y detener a los autores de este homicidio que hasta esta mañana no tenía detenidos.