ESTILISTA AHORCADO EN SAN LUIS

PRECINTO56-Un estilista fue estrangulado con un cable en su local de la capital de San Luis y se investiga con quién salió la noche del sábado último para reconstruir las últimas horas de la víctima, informaron este martes fuentes policiales.

Se trata de Félix Alberto Dip (47), quien fue encontrado el domingo por la noche, cerca de las 23.30, en su comercio que alquilaba, situado en calle 9 de Julio 1118, entre Mitre y Chacabuco, en pleno centro de la ciudad.

Un familiar se comunicó al Centro de Emergencias 911 porque su pariente se encontraba muerto en la peluquería anexo a una tienda de venta de ropa. 

Los investigadores policiales constataron en presencia de testigos que Dip tenía un cable en el cuello y estaba tendido en el piso de una habitación con baño. 

Además, la puerta no estaba violentada, por lo que se estima que el propio peluquero permitió el ingreso a quien lo mató.

La Policía manejaba la información de que la madrugada de ese día salió con amigos, pero aún no estableció con exactitud dónde estuvo.

Además se estableció que en determinado momento, en las primeras horas del domingo, llegó a su negocio acompañado por algunas personas. 

En tanto, el área de prensa del Poder Judicial difundió declaraciones del juez de turno, Marcos Flores Leyes Flores, quien decidió imponer el secreto de sumario en la causa.

El magistrado dijo que "cuando la División Homicidios llega al lugar, el occiso se encontraba tendido en el suelo y había indicios de que hubo un forcejeo, pero no en los accesos a la propiedad".

"Entiendo la necesidad de los medios de comunicación de obtener la información, pero no puedo brindar mayores datos en base al secreto de sumario que reposa sobre la causa", expresó. 

Los pesquisas determinaron que el local no tiene cámaras de seguridad y las del monitoreo estatal están ubicadas a unas cuadras, por lo que no aportarían material útil para la investigación.

Por su parte, la autopsia determinó que el hombre sufrió asfixia por ahorcamiento con el mismo cable que tenía alrededor de su cuello y en su mano derecha. 

La subcomisario Lorena Martínez, de la División Homicidios, confirmó que en los peritajes no se detectaron otras lesiones y marcas distintas a las propias de la sujeción en muñecas y que tampoco tenía heridas que puedan considerarse de defensa.

Sobre la data de muerte, el forense Luis Lucero Arienti, manifestó que estiman que el crimen ocurrió por lo menos doce horas antes de encontrado el cadáver.