LUCHA CONTRA NARCOS EN FAVELAS DE BRASIL

PRECINTO56-La lucha contra las bandas narco que coparon las favelas de Río de Janeiro tuvo ayer un nuevo capítulo, cuando más de 3.000 militares invadieron los peligrosos asentamientos y detuvieron a decenas de personas.

El operativo fue consecuencia de los enfrentamientos que se registraron durante las últimas semanas y que, en enero, se cobraron la vida de 66 civiles.

Las favelas Ciudad de Dios y La Rocinha fueron los lugares en los que se desplegaron los miles de efectivos de las Fuerzas Armadas y de la policía.

En la primera, al oeste de Río, tras establecer un cerco y un bloqueo en los accesos, los uniformados procedieron a la detención de 38 sospechosos, de los cuales cinco eran menores de edad.

Todos ellos tenían una condena pendiente o estaban en la lista de criminales buscados. Durante el procedimiento, que incluyó la utilización de tanques que recorrieron las calles del barrio y de retroexcavadoras para remover las barricadas de los narcos, también fueron secuestrados tres fusiles, cuatro pistolas, tres autos, siete motos, droga y municiones.

La favela Ciudad de Dios fue, con 46, la que más tiroteos tuvo en lo que va del año. Incluso, este martes, dos niños murieron en diferentes episodios que derivaron en enfrentamientos entre policías y delincuentes.

La incursión de los efectivos en la favela más grande y peligrosa de Río comenzó durante la madrugada e incluyó, entre otras medidas, el cierre del espacio aéreo.

En este procedimiento participaron miembros de la de las policías Federal, de Carreteras, Civil y Militar de Río de Janeiro, junto a efectivos de elite de la Fuerza Nacional.