POLICÍA SEPARADO DE LA FUERZA POR EL HOMICIDIO DE UN MENOR

PRECINTO56-El cuerpo de Fabián Exequiel Enrique de 17 años apareció en la entrada de la villa Los Eucaliptos, Quilmes, con dos impactos de bala en la espalda y uno en la pierna.

El adolescente habría intentado arrebatarle el celular a un policía del Grupo Halcón en una esquina y, según pericias, el agente le habría disparado cinco veces, acertando en tres oportunidades y quitándole la vida.

El hecho sucedió el pasado martes alrededor de las 7.30 en la esquina de la avenida La Plata y Jujuy. Al día siguiente, el policía del cuerpo elite concurrió con su jefe a la comisaría 3º de Quilmes para informar el hecho.

En su declaración, el agente aseguró que en el momento del robo vestía su uniforme porque se dirigía a hacer horas adicionales y que se encontraba detenido en un semáforo sobre la avenida, en su Volkswagen Polo azul, cuando fue sorprendido por dos jóvenes que intentaron sacarle el teléfono celular. Según su testimonio, en ese momento, abrió la puerta del automóvil, se bajó y comenzó a dispararles. Sin embargo, no mencionó haber herido a alguno de ellos y sólo indicó que ambos escaparon corriendo. 

Para los investigadores el relato deja muchas dudas, en principio, porque no entienden por qué tardó tanto en hacer la denuncia. Se investiga si se trató de un caso de “gatillo fácil”, dado que los impactos de bala fueron por la espalda y el joven se encontraba desarmado.

 

La investigación quedó en manos de la fiscal Karina Gallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Quilmes, quien dispuso el secuestro del arma reglamentaria del policía y caratuló la causa como “homicidio”. La Auditoría General de Asuntos Internos, por su parte, desafectó al oficial e inició actuaciones administrativas.