PERSECUCIÓN, CHOQUE Y DOS POLICÍAS MUERTOS

PRECINTO56-Una persecución a toda velocidad le costó la vida a dos policías de la Ciudad, quienes perecieron al chocar el móvil en el que se trasladaban contra un camión de reparto de diarios en el barrio porteño de Nueva Pompeya.

En tanto, los delincuentes que iban a bordo de la motocicleta se encuentran prófugos.

Fuentes policiales confirmaron que los fallecidos son el oficial mayor Gregorio Fernando Aquino y el oficial primero Marcos Nahuel Rivera.

Según determinaron los pesquisas, todo comenzó cuando Aquino y Rivera se movilizaban a bordo de un patrullero de la Comisaria Comunal 4 de la Policía de la Ciudad y observaron el robo de una moto. Inmediatamente, iniciaron una persecución.

Los investigadores establecieron que los policías perdieron de vista al sospechoso cuando se refugió en la Villa Zavaleta, en la zona de Parque Patricios, por lo que decidieron regresar a su posición. Sin embargo, al llegar a la calle Del Barco Centenera y la avenida Rabanal, observaron al sospechoso arriba de la moto que acababa de robar y reiniciaron la persecución.

Según las fuentes, al llegar al cruce de Rabanal y Sáenz el móvil policial impactó de frente y a toda velocidad contra un camión repartidor de diarios que se le cruzó en el camino.

Como consecuencia del accidente, los dos policías sufrieron graves heridas y debieron ser rescatados entre los restos del vehículo.

Luego, un helicóptero policial trasladó Rivera, que era el chofer del patrullero, hacia el Hospital Churruca, pero falleció durante el trayecto. Aquino fue llevado en una ambulancia hasta el mismo centro asistencial pero falleció horas después en el quirófano.

En tanto, el chofer y su acompañante también resultaron heridos y fueron llevados al Hospital Penna con politraumatismos y permanecían fuera de peligro.

Fuentes de la investigación aseguraron que el conductor del camión quedó detenido, con custodia policial, ya que se cree que obstaculizó el paso del patrullero a pesar de que estaba con las balizas y la sirena encendida.

En la causa interviene el Juzgado Nacional Criminal y Correccional 56 y ordenó que las pericias las realice Prefectura.