TRAVESTÍ SOSPECHADO DE UN CRIMEN

PRECINTO56-Los investigadores del salvaje asesinato del portero Froilán Díaz, que el lunes pasado apareció degollado, en una cama, en el edificio en el que se desempeñaba, creen que el crimen habría sido consumado por un travesti.

El tremendo suceso, que se registró en el centro de la localidad bonaerense de Monte Grande, en el partido de Esteban Echeverría.

Al respecto, los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que los servidores públicos intentan establecer las identidades de las diferentes personas que concurrían frecuentemente al departamento en el que residía la infortunada víctima, de 60 años, situado en General Las Heras al 100, entre avenida Dardo Rocha y Hipólito Yrigoyen, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la principal hipótesis de los investigadores sostiene que el sexagenario, que era muy apreciado en el vecindario, habría sido agredido por un travesti, que luego se dio rápidamente a la fuga de la escena del crimen.

El hecho se descubrió en la tarde del 5 de marzo pasado, cuando los integrantes de la comisaría de Monte Grande (1ª de Esteban Echeverría) localizaron el cuerpo sin vida del sexagenario, que yacía en una cama y que tenía un filoso cuchillo incrustado en la región del cuello.

En un comienzo el expediente se caratuló "Averiguación de causales de muerte", aunque posteriormente se determinó que el trabajador había padecido un acto ilícito.

Los pesquisas revisaron la vivienda en la que residía Díaz y, de inmediato, descartaron que el portero haya sido atacado con fines de robo, ya que en el lugar se incautaron dinero y otros objetos de valor.

Por este motivo, los investigadores comenzaron a analizar intensamente las imágenes que habrían captado las cámaras de vigilancia instaladas en el vecindario.

Intervino en la causa la doctora Marcela Ruiz, fiscal de la Unidad Funcional N° 1 de Esteban Echeverría, dependiente del departamento judicial de Lomas de Zamora.