SECUESTRAN A UN ABOGADO Y DESVALIJAN LA CASA

PRECINTO56-Las autoridades judiciales y policiales buscan intensamente a los 4 marginales armados que, el 9 de este mes, raptaron a un abogado de 42 años, y a su amante, en el barrio porteño de Mataderos, y se los llevaron cautivos 30 kilómetros hasta la vivienda del profesional, en un lujoso edificio, en la localidad bonaerense de Martínez, en el partido de San Isidro, en un tremendo suceso que tuvo ribetes cinematográficos.

Ya en el inmueble, dichos individuos tomaron como rehenes a la esposa y a los hijos del letrado, cuyo inmueble desvalijaron para finalmente darse rápidamente a la fuga.

Por motivos de seguridad, no publicaremos las identidades de los protagonistas de este drama, para de esta manera impedir que padezcan represalias por parte de los integrantes de la peligrosa gavilla. Se cree que los delincuentes serían responsables de otros ilícitos de similares características, ocurridos recientemente.

De acuerdo con lo revelado por los voceros de la Justicia, el hecho comenzó en Albariño al 2100, entre Francisco Bilbao y Gregorio de Laferrere, en el barrio metropolitano de Mataderos, cuando el abogado, de 42 años, se hallaba en compañía de su amante, a bordo de un Ford Focus azul, oportunidad en la que ambos fueron interceptados por 4 malvivientes provistos de armas de fuego de grueso calibre, quienes se desplazaban en otro vehículo.

Trascendió que los hampones amenazaron de muerte a los damnificados, con fines de robo, y se los llevaron privados de la libertad 30 kilómetros, hasta arribar a la finca del profesional, en un edificio situado en la calle Vicente Fidel López al 100, entre Albarellos y Arenales, en Martínez, en el norte del conurbano provincial.

Según manifestaron los informantes, los individuos redujeron por la fuerza a los custodios privados del lugar y, posteriormente, ascendieron al departamento en el que vive el abogado, en cuyo interior se hallaban su esposa y sus hijos.

Los forajidos, que tomaron como rehenes a las diferentes personas, se apoderaron con rapidez de dinero y de diversas alhajas, entre otros objetos de valor que había en la vivienda. Finalmente, los malvivientes huyeron en ambos rodados.

Hasta el momento, las diferentes pruebas obtenidas por los funcionarios de la Justicia que investigan el episodio demuestran que los sujetos actuaron al voleo.