MÉDICO IMPUTADO DE ABUSAR DE MENORES

PRECINTO56-Un médico anestesiólogo de 56 años fue imputado por abusar de al menos seis niños mientras los mantenia sedados y filmar los actos con su propio celular, en el cual la policía encontró además abundante pornografía infantil.

Los hechos ocurrieron en su mayoría en el Hospital Pediátrico Humberto Notti y en la Clínica Francesa de la provincia de Mendoza, mientras que los investigadores sospechan que las víctimas podrían llegar a 35 menores, 34 de ellos varones.

El imputado es el médico Jorge Omar Maddio y la investigación comenzó con las denuncias de empleados de la Clínica Francesa, que notaron comportamientos irregulares del anestesiólogo.

El fiscal en jefe de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual, Alejandro Iturbide, dijo este viernes que Maddio “se filmaba con su celular mientras tocaba a los niños en sus genitales cuando los estaba sedando previo a una intervención quirúrgica”.

Por su parte, el fiscal Gonzalo Nazar contó que tras la denuncias hubo dos allanamientos, y que en uno de ellos -en noviembre último- “se secuestraron siete memorias extraíbles de discos externos de una pc y de un teléfono celular”. “Del análisis de esos dispositivos la causa avanzó y el 24 de marzo se dispuso un segundo allanamiento”, detalló Nazar.

El fiscal agregó que ya se contactaron con los familiares de los niños abusados y remarcó que “hasta el momento tenemos 34 videos caseros de producción de Jorge Maddio, y la suma de 3.800.000 imágenes, entre videos y fotos relativas a la pornografía infantil”.

A su vez, Iturbide aseguró: “La gran mayoría son hechos producidos en el Hospital Notti. Hay dos hechos que son en la Clínica Francesa, y se está investigando un posible hecho en la Clínica (oftalmológica) Kotlik, por eso ayer se hizo una medida de allanamiento”.

Agregó que “hay varios profesionales del Notti de distintas áreas que ya han estado declarando en el marco de esta causa”.

Iturbide negó que Maddío forme parte de una red de pornografía infantil y detalló que las filmaciones “eran para uso personal, aunque se consultó con otra fiscalía para verificar si los ha comercializado o trascendido a terceras personas”.

El fiscal destacó que hay seis niños identificados en los videos y faltan saber la identidad de varios más, y explicó que el delito de pornografía infantil tiene una pena que va de los seis meses a los cuatro años de prisión.

“Pero el delito de abuso sexual gravemente ultrajante tiene una pena de cuatro a 10 años de prisión y son delitos de instancia privada” dijo Iturbide, y añadió que su sumatoria “tiene un máximo de pena de 50 años”.

El fiscal descartó que haya acceso carnal en alguno de los casos y agregó que en los videos “se observa que son excesivas manipulaciones de los genitales de los menores durante varios segundos que no tienen nada que ver con la práctica anestésica”.

El jefe de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual explicó que Maddio permanecerá internado en el hospital psiquiátrico El Sauce hasta que concluyan unos exámenes que se le están practicando porque “en su momento sufrió una crisis, con desbordes conductuales e intenciones suicidas”.

En ese sentido, sostuvo que el médico “está estabilizado pero se pidieron una serie de estudios. Cuando terminen de realizarlos y le den el alta -concluyó- va a ser trasladado a la penitenciaría”.