ATACÓ LA MAFIA CHINA EN TRISTÁN SUÁREZ

PRECINTO56-Dos comerciantes chinos -un hombre y una mujer- fueron heridos de bala por un individuo mientras se desempeñaban en sus respectivos supermercados, en diferentes sucesos que se registraron en menos de un mes en la localidad bonaerense de Tristán Suárez. En ambos ilícitos, el agresor fugó sin robar objetos de valor.

A raíz de dicho motivo los investigadores no descartan que el atacante sea el mismo sicario y que estos sangrientos casos tengan relación con mensajes intimidatorios de mafiosos orientales.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron que el primero de los hechos se produjo el 24 de marzo cuando Huang Quian Wenatendía un supermercado chino que está situado en el cruce de Lavalle y José Porqueras, y apareció en escena un individuo que, sin mediar palabra, le disparó un tiro en una de las piernas.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el comerciante agredido fue sometido a una intervención quirúrgica en un hospital de la zona.

Por su parte, el segundo de los episodios ocurrió el fin de semana pasado y tuvo como víctima a una mujer llamada Zhuang Zhao Fang, de 28 años, quien atendía la caja de otro negocio de igual rubro, aunque ubicado en Lavalle al 1000, en el mismo distrito, en el sur del conurbano provincial.

Trascendió que un sujeto, que fingió ser un cliente, ingresó tranquilamente al negocio y, luego de tomar un paquete de galletitas de una de las góndolas, se aproximó hasta el lugar donde se hallaba la cajera, oportunidad en la que velozmente extrajo un arma de fuego con la que le efectuó 3 balazos a escasa distancia, que impactaron en el estómago y en los miembros inferiores de la indefensa muchacha.

Momentos después, la joven tuvo que ser operada en un centro asistencial. Ambos casos, en los que el atacante huyó sin apoderarde del dinero que había en los negocios, fueron denunciados en la comisaría de Tristán Suárez, cuyos policías se encargan de investigar la situación, que tiene extraños ribetes.

Como consecuencia de este curioso accionar, mientras tanto los funcionarios de la Justicia presumen que lo ocurrido en esos comercios serían mensajes intimidatorios que habrían sido ideados por integrantes de la mafia china y consumados por un sicario, aunque tampoco descartan otras teorías.