DISPONIBILIDAD PARA POLICÍA POR VIOLENCIA DE GENERO

PRECINTO56-Un hombre de 27 años fue separado de su cargo en la policía de San Luis, tras haber sido denunciado por su ex pareja por violencia de género en reiteradas ocasiones.

El hecho ocurrió en la localidad de La Toma donde Jonathan Amaya se desempeñaba como policía en la comisaria N°16 de esa localidad.

La víctima, una joven de 20 años, denunció en redes sociales que en la comisaría donde quiso hacer la denuncia no se la habían tomado, por lo que finalmente la radicó el pasado 15 de mayo en el juzgado de familia y recibió asistencia de la Secretaría de la Mujer.

“Me manipulaba todo el tiempo. Sufre de adicciones y la familia lo tapaba, la Policía lo tapaba. Me dejó encerrada cuatro días sin comer y nadie sabía nada. Me amenazaba todo el tiempo cargando el arma y poniéndomela en la cabeza. Si quería ver a mi familia iba siempre amenazada; (decía) que si contaba algo iba a ir a buscarme y terminar con mi vida. Me tiraba al piso y pateaba hasta que le pidiera perdón, y cuando la Policía llegaba porque llamaban los vecinos decía que yo estaba descompuesta, que me había caído”, explicó en la mujer en un posteo.

El martes de la semana pasada la denunciante viajó a San Luis desde Tilisarao e hizo presentaciones en el juzgado de Familia y Menores 1, que le impuso una orden de restricción al acusado y ordenó entregarle un botón anti pánico a la víctima, y también en la Dirección General de Asuntos Internos de la Policía, confirmó el comisario Juan José Flores, jefe de esa área. 

Luego, la dirección de Asuntos Internos de la policía inició actuaciones administrativas, el alférez fue pasado a disponibilidad y se le retuvo el arma en forma preventiva.

La Jefatura policial informó que se contuvo a la joven en Asuntos Internos y se le brindó asesoramiento legal en todo momento.